Gobierno peruano destituyó al jefe de la policía, tras la agresión a la presidenta Dina Boluarte

Comparte en redes

«Se han evidenciado negligencias muy graves en el control y comando de la institución policial, las cuales constituirían incompatibilidad y falta de idoneidad para el ejercicio del cargo», agrega la resolución.

PERÚ.- El gobierno peruano destituyó este lunes al jefe de la policía, tras la agresión de dos mujeres a la presidenta Dina Boluarte el fin de semana durante un acto oficial en la región andina de Ayacucho.

La mandataria firmó un decreto en el que dio «por concluida la designación del teniente General de la Policía Nacional, Jorge Angulo, en el cargo de comandante General de la Policía Nacional del Perú».

«Se han evidenciado negligencias muy graves en el control y comando de la institución policial, las cuales constituirían incompatibilidad y falta de idoneidad para el ejercicio del cargo», agrega la resolución.

El general Víctor Zanabria fue nombrado en su reemplazo. El cambio en el alto mando policial se dio tras la agresión que sufrió Boluarte el sábado. La mandataria fue zarandeada por dos mujeres durante un evento oficial.

La agresión se produjo cuando Boluarte participaba en la inauguración de una obra de asfaltado de una carretera en el distrito Chiara en la región Ayacucho, a unos 570 km al sureste de Lima.

La presidenta visitó esa región tras las manifestaciones de 2022 que dejaron en todo el país medio centenar de muertos, una veintena de ellos presuntamente a manos de las fuerzas del Estado, según la Comisión Interamericana de Derechos Humanos.

En Ayacucho se reportaron 10 muertos durante las movilizaciones contra la destitución del presidente Pedro Castillo por su fallido intento de disolver el Congreso.

La entonces vicepresidenta Boluarte asumió el poder, lo que generó una ola de protestas que fueron violentamente reprimidas por las fuerzas de seguridad.

Ruth Bárcena, una de las agresoras de la jefa de Estado, acusó a Boluarte de ser la responsable de la muerte de su esposo, Leonardo Ancco, fallecido en las protestas en Ayacucho. «Mataron a mi esposo, ¿voy a estar tranquila yo?”, dijo Bárcena.