Expresidente de Perú se entregó a la justicia de EEUU y será extraditado a su país: “Pido a la Justicia peruana que no me mate en la cárcel»

Comparte en redes

PERÚ.- Alejandro Toledo ya está en manos de la justicia norteamericana. La mañana de este viernes, en cumplimiento de una orden de arresto en su contra y como paso previo a su extradición al Perú, el expresidente debía acudir al edificio Robert F. Peckham, sede del Tribunal del Distrito Norte de California, en la ciudad de San José, para cumplir la orden que dictó el juez Thomas S. Hixson, sin embargo, se conoció que se entregó en otra sede, así lo informó Infobae.

En el territorio nacional le espera una prisión preventiva y sería recluido en penal Barbadillo, donde hoy se encuentran los expresidentes Alberto Fujimori y Pedro Castillo.

El exmandatario se presentó a la Corte Federal de San José pasada las 11 de la mañana. Se sabe que tenía puesto una casaca verde y varias maletas. Estaba acompañado de su esposa, Eliane Karp, y su abogada Mara Goldman. Al entregarse en una sede distinta a la esperada, no pudo ser captado por la prensa nacional e internacional.

Luego de un trámite administrativo en la corte, Toledo pasaría a una cárcel del distrito de San Mateo mientras aguarda las coordinaciones de las autoridades peruanas y norteamericanas para su traslado al Perú.

Una vez que llegue Toledo al Perú será puesto a disposición del Poder Judicial que realizará una audiencia de control de identidad, lo derivará al Inpe, cuya junta de calificación determinará el penal al que irá y bajo qué régimen de custodia.

En un último intento para alargar su permanencia en EE.UU. e impedir su pronta extradición, la defensa de Toledo había presentado una “moción de emergencia”, la cual fue rechazada el jueves por una juez federal En su decisión, el Tribunal del Distrito de Columbia indicó que no se presentaron argumentos nuevos para defender su caso.

Los abogados de Toledo habían alegado frente a la corte que el proceso de extradición debía ser analizado por la rama judicial de manera independiente, pero no fue suficiente.

Toledo llegaría el martes o miércoles al Perú
El abogado de Alejandro Toledo, Roberto Su, confirmó esta semana que su defendido llegaría a territorio peruano entre el martes 25 y miércoles 26 de abril.

El letrado estimó que el expresidente estará en una prisión de ese país durante unos cuatros días, hasta que sea dispuesto a la Justicia peruana para responder por cargos de corrupción.

“Efectivamente, como he estado anunciando, el día de mañana [viernes] a las 9:00 horas de California, [mi patrocinado] comparece ante el juez. El trámite de extradición no creo que dure más de cuatro días, significa que entre el martes y miércoles debe estar en Perú”, indicó en una entrevista con Epicentro TV.

Por su parte, el jefe del Instituto Nacional Penitenciario (Inpe), Javier Llaque consideró que “no hay ningún problema para recibir” al expresidente Alejandro Toledo en el penal del exfundo Barbadillo, si es que finalmente se determina que se le derive allí.

Agregó, además, “muy probable” que Toledo vaya al cetro de reclusión del exfundo Barbadillo, por albergar a exmandatarios.

“Tenemos las condiciones para recibirlo; eso está fuera de dudas”, declaró a Canal N, cuando se le recordó que allí también se encuentran los exmandatarios Alberto Fujimori y Pedro Castillo, y anteriormente estuvo allí Ollanta Humala, con detención preventiva.

Última entrevista en libertad
El jueves por la noche, Alejandro Toledo dio su última entrevista en libertad a la agencia EFE horas antes de entregarse a las autoridades estadounidenses.

En sus declaraciones, confirmó que cumplirá con ese requerimiento, pero pidió a la justicia peruana que no permita su “muerte en prisión”.

“Le pido a la Justicia peruana que no me mate en la cárcel, déjenme luchar con argumentos”, señaló.