Expertos llaman a «repensar la atención de salud mental»


Aumenta la depresión y la ansiedad en los latinos.

ESTADOS UNIDOS.- La crisis de salud mental entre los latinos en Estados Unidos que se agravó desde el inicio de la pandemia de COVID-19 no se detiene, aseguran medios internacionales. Expertos dicen que es momento de que políticos y líderes sociales promuevan buscar ayuda de manera más enfática y tomen en cuenta las diferencias culturales de los hispanos.

La pandemia exacerbó las necesidades de cuidado de salud mental. Los latinos, en particular, presentaron aumentos en las tasas de depresión, ansiedad y suicidio en EE.UU.

Pero no hay suficientes proveedores de salud mental, y aún hay menos profesionales que sean latinos o que hablen español o que puedan apoyar a poblaciones indígenas.

«Considero importante repensar cómo damos atención de salud mental. Usualmente, es haciendo que la gente venga a nuestras oficinas o nuestros consultorios, pero claramente no está funcionando«, dice a Axios Latino el profesor de trabajo social David Becerra, de la Universidad Estatal de Arizona.

Indica que es muy importante la adopción de redes sociales y WhatsApp para atender a quien lo necesite en horarios más flexibles que los de oficina.

No es solo necesario contratar a más expertos que hablen español, agrega Becerra, sino también reclutar a quienes hablen o al menos entiendan lenguas y culturas indígenas para ayudar al creciente número de inmigrantes de Centroamérica y de México que son de pueblos originarios del hemisferio.

Por su parte, Roger Rivera, un enfermero en Florida que trata sobre todo a pacientes latinos, dice que corresponde a los autoridades abogar por mejoras a los servicios de salud mental.