Embajadora Mayorga: Arena y el FMLN eran lo mismo, pactaban bajo la mesa y favorecían a la cúpula y a sus financistas


Milena Mayorga enfatizó en que El Salvador quiere ser un socio confiable de EEUU, pero sin que este quiera «imponer recetas fallidas»

ESTADOS UNIDOS.- La embajadora de El Salvador en Estados Unidos, Milena Mayorga, se refirió al artículo de El Faro, que aseguraba que el partido Arena y el FMLN junto a otras agrupaciones políticas, planean aliarse para intentar evitar una posible reelección del presidente Nayib Bukele.

«Realmente (Arena y el FMLN) era lo mismo, pactaban bajo la mesa y por eso yo lo englobé con el término —pacto de corruptos—, que fue esa lucha que yo tuve contra ese pacto, que era una alianza entre el partido tradicional de derecha, Arena, y el FMLN, la izquierda de El Salvador, que además tuvimos un conflicto armado donde eran archienemigos y eran como el agua y el aceite… pero los vi como se juntaban para hacer tratos debajo de la mesa para favorecerse ellos, favorecían a la cúpula y a sus financistas», expresó la embajadora.

En otro tema Mayorga enfatizó en que El Salvador quiere ser un socio confiable de EEUU, pero sin que este quiera «imponer recetas fallidas» en El Salvador, respecto a la erradicación de las pandillas y el terrorismo.

«El presidente Bukele al ver el cambio de administración (de Trump a Biden), donde querían obligarle a hacer prácticamente otras estrategias, él empezó a hablar de respeto de la soberanía, de la independencia que tenemos que tener y que no somos el patio trasero ni delantero, somos vecinos”, reiteró.

La embajadora también denunció que hay foros en los que la Administración de Biden no ha invitado a las delegaciones de El Salvador, sin embargo, señaló: «Esperamos que esta gran nación (EEUU) pueda reconocer nuestra independencia. Nosotros estamos con la mejor disposición de ser aliados confiables de Estados Unidos independientemente de la Administración, hemos trabajado con muchas administraciones y queremos seguirlo haciendo basados en el respeto y la soberanía de cada uno de nuestros pueblos, porque nosotros, que estamos dirigiendo nuestro país, sabemos lo que necesita nuestra población».