El presunto terrorista de los ataques en Algeciras (Cádiz), en el que falleció un sacristán, se enfrenta ante la justicia judicial en Madrid


El terrorista uso sus armas poderosas y uso chilaba negra, mató al sacristán Diego Valencia e hirió a varias personas.

POR AGENCIA

MADRID -Yassine Kanjaa, fue el perpetrador de un ataque, en Algeciras (Cádiz) en el que un sacristán falleció y resultaron heridas otras cuatro personas, comparecerá este lunes ante el juez de la Audiencia Nacional Joaquín Gadea.

Kanjaa, un marroquí de 25 años sobre el que pesaba un expediente de expulsión por su situación irregular en España, se encuentra en Madrid en dependencias la Comisaría General de Información después de que el juez autorizara la petición de los investigadores de prorrogar su detención hasta agotar los cinco días máximos que permite la ley en casos de terrorismo.

El plazo concluye a las 19.00 horas de este lunes, aunque previsiblemente será citado antes por el juez, que en principio considera que Kanjaa actuó guiado por una «voluntad terrorista» que el magistrado vincula, al menos en principio, con el «salafismo yihadista».

Según investigaciones de lo que dictamine el juez, la Policía ha registrado la vivienda donde residía el detenido y, según indicaron en su día fuentes de la investigación, hallaron un pendrive que, en principio, incluía propaganda yihadista «rudimentaria» y básica.

Para ello es esencial determinar su motivación el resultado de los rastreos que los investigadores han estado realizando al pendrive, a los dispositivos móviles del detenido, a las conversaciones que mantuvo y con quién y a las páginas que pudo visitar en internet.

Por lo tanto La organización terrorista Dáesh no ha reivindicado la acción, pero sí se ha hecho eco de ella a través de medios afines.
Sin embargo Kanjaa atacó en la tarde del pasado miércoles dos iglesias de Algeciras armado con una machete de grandes dimensiones.

El terrorista uso sus armas poderosas y uso chilaba negra, mató al sacristán Diego Valencia e hirió a varias personas, entre ellas al sacerdote Antonio Rodríguez.