El obispo Silvio Báez, tras su encuentro con el Papa: «Me mostró su interés y amor por Nicaragua»

Comparte en redes

Fue el mismo obispo auxiliar de Managua que informó sobre la audiencia privada que tuvo lugar en el Vaticano: «Hemos decidido encontrarnos varias veces más veces este año».

VATICANO.- El Papa Francisco ratificó a Silvio Báez como obispo auxiliar de Managua, a cuatro años de su exilio forzado, según informó el propio religioso en su cuenta personal de X. El obispo es un crítico frontal del gobierno del presidente nicaragüense, Daniel Ortega, y quien en 2019 fue enviado por la Iglesia católica a Miami (EE.UU.) por razones de seguridad.

«El Papa Francisco me invitó a visitarlo y me recibió hoy en el Vaticano. Agradezco su cariño de hermano y sus sabias palabras. Me confirmó como Obispo Auxiliar de Managua y me mostró su interés y amor por Nicaragua. Hemos decidido encontrarnos varias veces más durante este año», escribió Báez en la red social X.

Declarado «traidor a la patria»

Báez, quien denuncia la «dictadura» de Ortega, fue recibido por el Papa en audiencia después de que el pasado domingo llegasen a Roma, tras ser excarcelados, los obispos nicaragüenses Rolando Álvarez e Isidoro Mora y otros 17 religiosos del país, como confirmó la agenda del pontífice.

El ratificado obispo auxiliar de Managua reside en Miami; fue declarado «traidor a la patria» por el gobierno de Ortega, que lo despojó de la nacionalidad nicaragüense. Báez fue uno de los que dio la noticia de la excarcelación y llegada a Roma de los clérigos.

Posteriormente, el Gobierno de Nicaragua informó de que acordó con la Santa Sede el envío al Vaticano de los nicaragüenses encarcelados Rolando Álvarez, tras 500 días de prisión, e Isidoro Mora, de 15 sacerdotes y dos seminaristas a los que tenía privados de libertad. Suman 35 los curas excarcelados y enviados fuera de Nicaragua el último año, sin incluir los seminaristas ni los que han abandonado el país por razones de seguridad.