El FBI alega que Biden participó en un esquema criminal de soborno


El Congreso estadounidense afirmó, a inicios de mayo, haber encontrado indicios de que «la familia de Biden, sus asociados y sus empresas» recibieron más de $10 millones de extranjeros.

ESTADOS UNIDOS.- El jefe del FBI, Christopher Wray, confirmó un documento desclasificado que afirma que Joe Biden, siendo entonces vicepresidente, participó en un esquema criminal de soborno con un ciudadano extranjero aún no identificado. Así lo reveló el congresista republicano y actual presidente de la comisión de Supervisión de la Cámara de Representantes, James Comer, tras sostener una llamada con el director de esa agencia federal, así lo informó RT.

«Hoy, el director del FBI, Wray, confirmó la existencia del formulario FD-1023, que indica que el entonces vicepresidente Biden participó en un plan de soborno criminal con un ciudadano extranjero. Sin embargo, no se comprometió a reportar los documentos solicitados por el Comité de Supervisión de la Cámara», afirmó Comer, citado por The Washington Examiner.

«Si bien el director Wray, después de un mes de negarse incluso a reconocer que existía el formulario, se ofreció a permitirnos ver los documentos en persona en la sede del FBI, nosotros hemos dejado claro que todo lo que no sea presentar estos documentos al Comité de Supervisión de la Cámara» va en contra de lo que exige la citación del órgano, agregó. «Si el FBI no entrega el formulario FD-1023, como lo exige la citación, el Comité de Supervisión de la Cámara iniciará los procedimientos por desacato al Congreso», subrayó.

La semana pasada, Comer envió una carta a Wray, amenazando con iniciar un proceso por desacato si el director del FBI no cooperaba, lo cual lo llevó a programar una llamada telefónica.

De acuerdo con fuentes familiarizadas con el asunto, citadas por CNN, el documento en cuestión está relacionado con archivos que el exalcalde de Nueva York, Rudy Giuliani, proporcionó al Departamento de Justicia en 2020.

Dinero turbio
Durante meses, el órgano legislativo ha investigado los tratos comerciales de la familia Biden. A inicios de mayo, la comisión afirmó haber descubierto indicios de tráfico de influencias por parte de la familia del actual mandatario. En aquel entonces la comisión, de mayoría republicana, concluyó que los registros bancarios mostraron que «la familia de Biden, sus asociados y sus empresas recibieron más de 10 millones de dólares de ciudadanos extranjeros y sus compañías».

«No es así cómo operan los negocios legales», destacó Comer, al señalar que parte del dinero provino de una compañía china y acabó en una empresa de Hunter Biden, mientras que «otras transferencias se efectuaron con la ayuda de Rob Walker», involucrando a «diferentes miembros de la familia Biden».