El cielo de Atenas se tiñe de naranja por polvo procedente del norte de África

Comparte en redes

Se prevé que los cielos se despejen el miércoles a medida que los vientos se desplacen y desplacen el polvo, con un descenso de las temperaturas.

GRECIA.- El cielo del sur de Grecia se tiñó de naranja este martes debido a las nubes de polvo procedentes del norte de África, que cruzaron el Mediterráneo y envolvieron la Acrópolis y otros monumentos de Atenas.

Los fuertes vientos del sur arrastraron el polvo desde el desierto del Sahara, dando a la atmósfera de la capital griega un filtro marciano en las últimas horas del día.

Se prevé que los cielos se despejen el miércoles a medida que los vientos se desplacen y desplacen el polvo, con un descenso de las temperaturas. El martes, la máxima diaria en algunas zonas del sur de la isla de Creta superó los 30 grados Celsius (86 Fahrenheit), más de 20 grados C por encima de lo registrado en gran parte del norte de Grecia.

El servicio de bomberos informó el martes por la noche de que en las últimas 24 horas se habían declarado un total de 25 incendios forestales en todo el país. Tres personas fueron detenidas en la isla turística de Paros, en el mar Egeo, como sospechosas de provocar accidentalmente un incendio de matorrales el lunes, añadió. No se registraron daños ni heridos de consideración, y el incendio se controló rápidamente.

Otro incendio declarado en Creta, cerca de una base naval, fue controlado el martes.

Grecia sufre incendios forestales devastadores, y a menudo mortales, todos los veranos, y el año pasado el país registró el mayor incendio forestal de la Unión Europea en más de dos décadas. La persistente sequía, combinada con las altas temperaturas primaverales, hace temer un periodo especialmente difícil para los bomberos en los próximos meses.