El Barcelona deberá pagar 23 millones de euros

Comparte en redes

El Barcelona ha sido condenado a pagar 23 millones de euros por el IRPF derivado de las retribuciones a los agentes de los futbolistas de 2012 a 2015, según resolución de la Sala Contencioso Administrativo de la Audiencia Nacional que ha rechazado el recurso que había presentado el club azulgrana a una resolución del TEAC. El club recurrirá ahora al Supremo.

La Administración sostiene que las retribuciones pagadas por el club a los agentes de los jugadores tienen la naturaleza de rendimientos de trabajo y están sujetos a retención en el momento del abono, por lo que está obligado a practicar e ingresar la correspondiente retención.

El Barcelona, por su parte, entiende que los importes abonados a los agentes contratados por el club corresponden a la retribución acordada por sus servicios prestados a la entidad deportiva y, en este sentido, no cabe imputar como retribución de los jugadores las cuantías que corresponden a prestaciones de servicios al club.

el tribunal explica que en la simulación tributaria es necesaria la utilización de artificios encaminados a la elusión impositiva, esto es, a disfrutar de ventajas fiscales que no corresponden a la real operación realizada. «Se trata, añade, de obtener un tratamiento fiscal del hecho imponible y sus circunstancias concurrentes más favorable del que correspondería a la real operación», explica.

Y apunta que en el presente caso «se aparenta retribuir por parte del club al agente unos servicios inexistentes, cuando en realidad se está abonando parte de la retribución al jugador de esta forma, por los servicios que presta al club, con la correspondiente incidencia tributaria, que afecta al Impuesto de Sociedades, al IVA y al IRPF, distorsionando la base imponible de tales conceptos tributarios».