Messi y Cristiano Ronaldo volvieron a enfrentarse: PSG le ganó 5-4 al combinado de estrellas de Arabia Saudí

Comparte en redes
En un festival de fútbol, el argentino y el portugués fueron los más ovacionados de la exhibición que deleitó al público.

ARABIA SAUDÍ.- Poco se puede decir del partido en sí, que fue entretenido, la verdad. La Riyadh Season Cup fue una bonita pachanga para que el pueblo se divierta, como en un origen servía el fútbol, un espectáculo creado para la diversión. Esa vuelta a los orígenes, por otro lado, no se explica sin el poder del dinero, el mismo que trajo a estos cracks aquí, y el mismo que permite que este pueblo saudí, en la sombra muchos años, tenga una diversión impagable.

Cristiano Ronaldo, como capitán del combinado saudí, y Lionel Messi, con su PSG, se juntaron de nuevo en un campo… quién sabe si por última vez. Era su enfrentamiento 37. Un larga historia de trofeos y títulos que se encontraron esta noche en Riad en un abarrotado King Fahd Stadoium, donde hace unos días el Barça le dio una paliza al Madrid.

Pero el fútbol siempre te sorprende. Parecía todo guionado. Gol de Messi en el 3′; penalti de Keylor en una torpe salida a Cristiano, que transformó el luso (1-1); roja directa a Bernat en el 39′; gol de Marquinhos (2-1); penalti fallado por Neymar (45+3); y el segundo (2-2) de Cristiano (45+5), después de un envío al palo de él mismo. Estaba motivado el nuevo jugador de Al Nassr.

En lo de Neymar tuvo participación decisiva el portero saudí Al Owais, el mismo que se la lio a Argentina en el Mundial; y el que provocó la roja a Bernat fue Al Dawsari, exVillarreal y el que trituró a la Albiceleste en aquel célebre 1-2 que abrió el Mundial … para la campeona del mundo.

En fin, se vino el descanso con muchas emociones en el cuerpo.

Con 10 jugadores, el PSG, tras jugadón de Mbappé, se adelantó con tanto de Sergio Ramos (3-2). Pero vino pronto el 3-3. Y el 4-3 de Mbappé de penalti provocado por Leo; y… los cambios. El espectáculo se apagó a partir del minuto 61′, con las sustituciones de Cristiano, Mbappé, Messi y Neymar. El show ya no estaba En el campo.

Y así transcurrieron los minutos, hasta el final. El pueblo saudí estaba contento y los cracks, también.

Ah, el partrido acabó 5-4 con tantos del joven Ekitike y el veterano Talisca.