Ciudadanos califican de dictadura al Gobierno de Guatemala


Esto tras la negativa de las autoridades electorales para inscribir a la fórmula presidencial de un partido indígena.

GUATEMALA.- Movimientos sociales nacionales e internacionales denunciaron la deriva dictatorial del Gobierno de Guatemala, luego que las autoridades electorales impidieron la inscripción de candidatos indígenas y campesinos y antioligárquicos.

La lideresa indígena Thelma Cabrera, candidata a la presidencia por el Movimiento para la Liberación de los Pueblos (MLP), dijo que van a seguir agotando todas las acciones legales, tanto nacionales como internacionales, para lograr la inscripción para el proceso electoral 2023.

En ese sentido, el partido político planteó un recurso de apelación en la Corte de Constitucionalidad en contra de la resolución de la Corte Suprema de Justicia, que denegó un amparo provisional con el que se buscaba la inscripción del binomio presidencial.

El movimiento presentó un recurso ante la Corte Suprema de Justicia y elevó el reclamo a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), al considerar que «el actuar de la autoridad electoral constituye una violación a los derechos humanos».

El binomio presidencial de MLP, Thelma Cabrera y Jordán Rodas, ya se reunió con representantes de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) en Washington, Estados Unidos. La audiencia fue de carácter urgente.

El MLP y el Comité de Desarrollo Campesino (Codeca) afirmaron que el Tribunal Supremo Electoral (TSE) llevó a cabo una clara violación de la democracia electoral y el principio de la igualdad ante la ley y los derechos humanos.

El 2 de febrero, el pleno del TSE declaró sin lugar el recurso de nulidad presentado por el MLP ante la decisión del tribunal de rechazar la inscripción de la candidatura de Thelma Cabrera y Jordán Rodas para las elecciones generales del próximo 25 de junio.

El MLP advirtió sobre una escalada de protestas a nivel nacional, con bloqueos en aeropuertos, puertos y toma de edificios si el tribunal no justifica y fundamenta la decisión de rechazar la candidatura.

El pasado jueves 16 de febrero, en medio de protestas, el MLP denunció el racismo y discriminación estatal al negar la inscripción del binomio encabezado por la lideresa indígena y el exprocurador de los Derechos Humanos.

En el curso de la protesta del jueves, miles de indígenas y campesinos bloqueaban varias carreteras en Guatemala ante la negativa del Tribunal Supremo Electoral de inscribir la candidatura de la única mujer indígena que se postula a la presidencia y de su candidato a vicepresidente, un crítico del Gobierno actual.

Los candidatos han buscado también el apoyo de organismos internacionales y han denunciado que dejarlos afuera de la contienda busca provocar un fraude electoral.

Ese mismo jueves, la Corte Suprema de Justicia de Guatemala rechazó un recurso legal para habilitar la participación de la líder indígena en las elecciones presidenciales.