Cantante Alejandro Sanz recibe el Premio Beato de Liébana por el valor de la paz frente a la guerra

Comparte en redes

Los Premios Beato de Liébana buscan honrar y reconocer a personas e instituciones que se hayan distinguido en el desempeño de su actividad o por su trayectoria de contribución al entendimiento, la convivencia y la integración y cooperación internacional, con especial atención al ámbito territorial europeo.

EUROPA PRESS – El cantante Alejandro Sanz recibió este sábado el Premio Beato de Liébana de Entendimiento y Convivencia en el Monasterio de Santo Toribio (Camaleño), en un acto en el que ha puesto en valor la paz frente a la guerra, recordado a los siete cooperantes de la ONG World Central Kitchen que fallecieron el martes por un bombardeo israelí en Gaza.

Esta ONG pertenece al chef español José Andrés, que precisamente fue galardonado con este mismo premio en 2022, por lo que el artista ha transmitido que es un «honor» haber recibido este galardón, y se siente «feliz» y con el corazón «lleno y pleno».

Según ha destacado, este lugar transmite un «remanso de paz» frente los «momentos difíciles» que se están viviendo en el mundo y «de mucho desasosiego» debido a la política y las guerras.

Así lo ha trasladado el artista en el acto de entrega de los Premios Beato de Liébana –correspondiente al año 2023–, que también ha recaído este año en la Organización Nacional de Trasplantes (ONT), en la categoría de Cohesión Internacional.

El acto ha tenido lugar en la explanada exterior del Monasterio de Santo Toribio de Liébana, al que han asistido un millar de personas, entre ellas fans del cantante y autoridades, bajo un gran despliegue policial.

La presidenta de Cantabria, María José Sáenz de Buruaga, que ha hecho entrega de los galardones, también ha trasladado el apoyo de los cántabros al chef José Andrés y la «gran familia» que forma su ong. «Un ejemplo de solidaridad y grandeza humana», ha dicho.

Los Premios Beato de Liébana buscan honrar y reconocer a personas e instituciones que se hayan distinguido en el desempeño de su actividad o por su trayectoria de contribución al entendimiento, la convivencia y la integración y cooperación internacional, con especial atención al ámbito territorial europeo.

En el caso del cantante, se ha distinguido, de forma directa a propuesta de la Consejería de Presidencia y Justicia, su contribución en difundir la marca España por el mundo y su especial relevancia como embajador de la lengua y la cultura española, así como por su trayectoria y compromiso social a través de varias organizaciones, como Save the Children o Médicos sin Fronteras.

El artista lanzó en 1991 su primer álbum, ‘Viviendo deprisa’ y en sus más de 30 años de carrera supera los 25 millones de discos vendidos.

«Hemos vivido momentos difíciles en el mundo, de mucho desasosiego, y cuando uno llega a esta tierra, por ejemplo, y ve la diferencia, la ansiedad con la que se vive muchas veces la política, las guerras, todo lo malo que está pasando afuera, y llega uno aquí y encuentra este remanso de paz, entiende porque ustedes son unos privilegiados», ha dicho el cantante.
El artista ha destacado que Cantabria es un «paraíso» que le «fascina», y haber recibido este premio en el Montasterio de Santo Toribio de Liébana ha sido una experiencia «muy emocionante».

«Dicen que el Monasterio de Santo Taribio de Liébana puede otorgar indulgencias perpetuas y así reducir la cantidad de castigo que uno debe sufrir por los pecados, así que aquí me tienen», ha bromeado Alejandro Sanz, que ha puesto en valor que la música, como dijo don Arturo tiene la virtud de sanar el alma».

Por su parte, la directora general de la ONT, Beatriz Domínguez-Gil, ha recogido el Premio Beato de Liébana de Cohesión Internacional, cuya candidatura presentó la Consejería de Salud, en reconocimiento a su aportación a la investigación, su labor de promoción de los valores cívicos y humanitarios, y por el éxito del modelo español de donación y trasplantes, que es un referente a nivel mundial.

La organización, fundada en 1989, realizó en 2023 un total de 5.861 trasplantes de órganos, con una media de 48,9 donantes por cada millón de habitantes, siendo Cantabria líder en el ranking de donaciones desde 2015.

Domínguez-Gil ha destacado la cohesión territorial de la organización entre comunidades autónomas, señalando que uno de cada cuatro trasplantes que se realizan en España se hacen de una comunidad diferente.

Asimismo, ha subrayado el programa internacional de la ONT para luchar por los principios y erradicar las prácticas ilegales, como el tráfico de órganos; y ha trasladado el compromiso de la red de seguir trabajando para que los pacientes logren trasplantes y «con mejor garantía de éxito».

Mientras que la presidenta regional ha recordado que este acto es un «preámbulo» a la clausura del Año Jubilar Lebaniego, que cerrará la Puerta del Perdón el próximo domingo.

Buruaga ha indicado que aunque se cierre la puerta «el camino continúa» con la preparación del próximo Año Santo 2028. Asimismo, ha destacado el valor religioso, cultural y paisajístico del Camino Lebaniego.

En el acto, Buruaga ha estado acompañada por la mayoría de los consejeros del Ejecutivo cántabro; la presidenta del Parlamento, María José González Revuelta; la delegada del Gobierno, Eugenia Gómez de Diego; el obispo de Santander, Arturo Ros; y el alcalde de Camaleño, Óscar Casares, entre otros.

El acto ha estado amenizado por la actuación de la Orquesta Sinfónica del Cantábrico (OSCAN), que ha interpretado diferentes piezas musicales, entre ellas ‘Corazón partido’ y ha puesto el broche final al acto con el Himno de Cantabria.

El premio Beato de Liébana es una estatua de bronce, obra de la artista cántabra Mercedes Rodríguez Elvira, que representa unas alas de ángel, muy frecuentes en la iconografía de Beato, que protegen el Monasterio de Santo Toribio de Liébana y el entorno montañoso que lo rodea.

En ediciones anteriores recibieron estos galardones Josep Borrell y Manuel Gutiérrez Aragón, en 2018; Silvio Rodríguez y el Padre Ángel, en 2019; Ana Patricia Botín y Elena García Armada, en 2021, y Joan Manuel Serrat y el chef José Andrés en 2022.

En 2020, tras la pandemia de la covid-19, el premio recayó en el personal de los centros sanitarios y residenciales para personas mayores y con discapacidad por su labor durante la pandemia.