Asamblea de la ONU votó a favor del ingreso de Palestina como miembro pleno

Comparte en redes

La resolución obtuvo una mayoría de 143 apoyos, 9 rechazos y 25 abstenciones. Ahora se espera que Estados Unidos vete esta decisión en el Consejo de Seguridad, ya que siempre afirmó que la creación de un estado palestino debe ser consecuencia directa de un acuerdo de paz con Israel.

PALESTINA.-

Con 143 votos a favornueve en contra y 25 abstenciones entre 193 países, la Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) respalda la solicitud palestina de convertirse en Estado y miembro pleno del organismo.

Es decir, el texto avalado reconoce a los palestinos como calificados para unirse a la organización, pero no les otorga membresía plena.

No obstante, este paso insta al Consejo de Seguridad a que reconsidere su rechazo previo.

El documento votado «determina que el Estado de Palestina (…) Por lo tanto debe ser admitido como miembro» y «recomienda que el Consejo de Seguridad reconsidere el asunto favorablemente».

El pueblo palestino es reconocido como Estado observador no miembro desde 2012.

Además, la resolución, impulsada por las naciones árabes, se pronuncia, a favor de otorgar nuevos “derechos y privilegios” a los palestinos. Un paso con el que superan su estatus actual de «Estado observador no miembro».

Entre sus nuevas competencias se encuentran: participar en las reuniones internacionales y debates de distinos asuntos y naciones-hasta ahora solo podían intervenir en cuestiones que conciernen al pueblo palestino- y estarán habilitados para presentar propuestas y enmiendas.

Si embargo, los palestinos no podrán votar ni presentarse como candidatos a los organismos de Naciones Unidas.

Eso acarrearía su pleno reconocimiento como miembro 194 de la ONU, pero esa decisión recae en el Consejo de Seguridad de la ONU, de 15 miembros, cinco permanentes, y entre los que se encuentra Estados Unidos, el gran aliado de Israel, con derecho a veto frente a cualquier posible medida.

Esta abrumadora votación a favor, aunque no vinculante en lo que respecta a su plena integración como Estado, se produce después de que el pasado 18 de abril Estados Unidos vetara una resolución del Consejo de Seguridad que habría allanado el camino para que los palestinos fueran reconocidos como tal, una petición de larga data, que Israel se ha esforzado en impedir.

«Absurda»: Israel expresa su fuerte rechazo a la resolución de la Asamblea

Como era de esperarse, en la votación de este viernes Washington e Israel votaron en contra, al igual que Argentina, Hungría y la República Checa.

El ministro de Relaciones Exteriores del Estado de mayoría judía, Israel Katz, tildó de “absurda” la decisión y afirmó que mejorar el estatus de los palestinos en la ONU es un “premio” para Hamás.

«Este desvergonzado organismo ha decidido recompensar a los nazis de hoy en día con derechos y privilegios», aseguró Katz.

En la víspera de la votación, el embajador adjunto de Estados Unidos, Robert Wood, dejó claro el Gobierno de Joe Biden se oponía a la resolución.

«Hemos dejado muy claro desde el principio que hay un proceso para obtener la membresía plena en las Naciones Unidas, y este esfuerzo de algunos de los países árabes y los palestinos es para tratar de evitarlo (…) Hemos dicho desde el principio que la mejor manera de garantizar que Palestina sea miembro pleno de la ONU es hacerlo a través de negociaciones con Israel. Esa sigue siendo nuestra posición”, afirmó Wood.

Abbas: «Palestina seguirá buscando ser miembro pleno de la ONU»

Desde Cisjordania, el presidente de la Autoridad Nacional Palestina, Mahmoud Abbas, sostuvo que el respaldo de la Asamblea General de las Naciones Unidas la candidatura de su pueblo para convertirse en miembro pleno de la ONU apoya los esfuerzos palestinos para que se realice otra votación sobre el tema en el Consejo de Seguridad de la ONU.

«Palestina continuará su esfuerzo por obtener membresía plena en la ONU», señaló Abbas en un comunicado.

En la sesión de este 10 de mayo también se registraron emotivos momentos, especialmente cuando el embajador palestino ante la ONU, Riyad Mansour, recordó que la bandera de su pueblo «vuela alto y con orgullo en Palestina y en todo el globo y en el campus de la Universidad de Columbia».

Mansour pronunció esas palabras mientras se le quebraba la voz, en referencia a las protestas que en las últimas semanas han sacudido decenas de universidades de Estados Unidos, y que también se han extendido a ciudades de otros países, como Francia y España.

Los activistas en las universidades, incluidos prestigiosos centros educativos, como Harvard y Yale, exigen a sus instituciones romper todo vínculo con cualquier proyecto que beneficie al Gobierno israelí o a empresas que financien la guerra en curso, en Gaza.