ANDA inicia trabajos de rehabilitación del Sistema Zona Norte que abastece al 30% del Gran San Salvador

Comparte en redes

EL SALVADOR.- La Administración Nacional de Acueductos y Alcantarillados (ANDA) inició este viernes el proyecto de rehabilitación del Sistema de Potabilización de la Zona Norte, como parte del Programa de Fortalecimiento de Agua y Saneamiento en El Salvador.

«Este día marca un hito histórico en El Salvador, ya que bajo el Gobierno del presidente Nayib Bukele iniciamos las primeras obras en terreno de un proyecto que sin duda llevará agua en cantidad y calidad al 30 % de habitantes del Gran San Salvador», el presidente de ANDA, Rubén Alemán.

El presidente de la autónoma señaló que el Sistema Zona Norte es una batería de pozos, tanques y plantas de bombeo y rebombeo que se encuentran en los distritos de San Juan Opico, Quezaltepeque, y Nejapa. «Agua que viaja alrededor de 40 kilómetros a Santa Tecla y recorre muchos kilómetros de San Salvador».

«El proyecto que arrancamos es integral, en todo sentido, abarca resiliencia, blindaje climático, infraestructura verde; incluye toda la renovación de las líneas eléctricas, hidráulicas que se encuentran en un alto grado de vulnerabilidad», expuso.

TRES COMPONENTES
Alemán explicó que el proyecto se desarrollará a través de un préstamo de $100 millones gestionado con el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), el cual se divide en tres componentes: Reducción de los niveles de agua no contabilizada, Mejora de la eficiencia energética y Mejora de la Gestión Institucional.

Según detalló la autónoma, el primer componente «Reducción de los niveles de agua no contabilizada» se ejecutará con $33.8 millones de los fondos, donde se realizarán labores de renovación y rehabilitación de redes de agua potable en áreas prioritarias.

Asimismo, se pretende realizar la instalación de tuberías de conducción, sustitución de 24 kilómetros de tuberías de distribución obsoletas, implementación de macro y micro medición, control digital y automatización y adquisición de equipos para detección de fugas o pérdidas de agua.

«Vamos a empezar con la perforación de un pozo testigo, que es un pozo de monitoreo, que va a estar a unos 400 metros de profundidad, y permitirá medir la temperatura, conductividad, y ver el nivel del agua», detalló.

El segundo componente se desarrollará con $53.6 millones del monto brindado por el BID, con el cual se llevaran a cabo obras de limpieza, perforación y equipamiento de 26 pozos de agua potable, sustitución e instalación de protecciones eléctricas, mejora de líneas de alimentación eléctrica de media y baja tensión y renovación de subestaciones.

Además, se construirán tanques de almacenamiento, sustitución y optimización de equipos de bombeo y rebombeo e implementación de sistema de control digital y automatizado.

«El proyecto va a tener tres componentes, la joya de la corona es la rehabilitación del Sistema Zona Norte e implica no sólo la limpieza, la rehabilitación de 26 pozos, sino también incluye la recuperación de plantas de bombeo y rebombeo», afirmó Alemán.

Y como ultimo componente, se realizará un fortalecimiento institucional, modernización tecnológica, diseño e implementación de cinco planes organizacionales y construcción de un laboratorio de calidad del agua en el oriente del país, esto prevé ejecutar con $9.1 millones de los fondos destinados.

«Vamos a migrar a una transformación digital automatizada, lo que nos va a permitir ver en tiempo real lo que está sucediendo con nuestras fuentes de abastecimiento y tuberías», aseguró Alemán.

El presidente de la autónoma destacó que con el proyecto de rehabilitación se beneficiará directamente a más de 600 mil habitantes de los distritos de San Salvador, Mejicanos, Santa Tecla, Ayutuxtepeque y Zaragoza, equivalente al 30% del Gran San Salvador y con ello, también se reforzará el abastecimiento a más de 1.8 millones de salvadoreños.

«Han pasado 40 años desde que este sistema, conocido como Sistema Zona Norte, entró en operación y es debido a esa falta de visión técnica e inversión que este sistema se encuentra en un 80 % de deterioro», manifestó Alemán.