Al menos 41 muertos y 17 desaparecidos dejan inundaciones y flujos de lava fría de un volcán de Sumatra en Indonesia

Comparte en redes

La lava fría es un magma formado por las diversas materias que componen las paredes de un volcán: cenizas, arena y rocas. Bajo los efectos de la lluvia, estas pueden mezclarse y fluir por el cráter

INDINESIA.- Al menos 41 personas murieron y 17 permanecen desaparecidas por las inundaciones y los flujos de lava fría de un volcán en la isla de Sumatra, en el oeste de Indonesia, según un nuevo balance comunicado el lunes por la agencia local de desastres.

«Los datos de anoche fueron de 37 víctimas mortales… Pero desde esta mañana volvió a aumentar, la cifra llegó a 41 (muertos)», aseguró Ilham Wahab, funcionario de la agencia de mitigación de catástrofes de Sumatra Occidental, al añadir que los socorristas buscaban a 17 desaparecidos.

Tres personas están desaparecidas en el distrito de Agam y 14 en Tanah Datar, las zonas más afectadas por las inundaciones y donde viven cientos de miles de personas, dijo Ilham.

Las lluvias torrenciales hicieron que grandes rocas volcánicas y lava fría rodaran por uno de los volcanes más activos de Indonesia el sábado por la noche, mientras carreteras, viviendas y mezquitas quedaron inundadas.

«Escuché un trueno y un ruido parecido al del agua hirviendo. Era el sonido de grandes piedras cayendo», dijo a la AFP Rina Devina, ama de casa, tres de sus vecinos murieron.

Indonesia es propensa a sufrir deslizamientos de tierra e inundaciones durante la temporada de lluvias. En 2022, unas 24.000 personas fueron evacuadas y dos niños murieron en inundaciones similares en la isla de Sumatra.

La lava fría es un magma formado por las diversas materias que componen las paredes de un volcán: cenizas, arena y rocas. Bajo los efectos de la lluvia, estas pueden mezclarse y fluir a lo largo del cráter.

Ilham no pudo confirmar el número de evacuados porque las autoridades habían animado «a la gente a evacuar a casa de sus familiares», consideradas más seguras que los refugios de campaña en caso de lluvias torrenciales.

No obstante, el gobierno local abrió centros de evacuación y puestos de atención de emergencia en varias zonas de los dos distritos.

«Primero, estamos enfocados en la búsqueda y rescate de las víctimas, y segundo, en proteger a los evacuados, protegiendo a las personas vulnerables», agregó Ilham.

Rescatistas locales, policías, militares y voluntarios participan en las labores de búsqueda.

La agencia nacional de mitigación de desastres dijo que 84 casas, 16 puentes y dos mezquitas resultaron dañados en Tanah Datar, así como 20 hectáreas de campos de arroz.