Al menos 4 muertos dejan tormentas en Houston dejan y generan inundaciones «potencialmente mortales» en Texas y Luisiana

Comparte en redes

Entre los fallecido se reporta un bebé recién nacido y su madre

ESTADOS UNIDOS.- Al menos cuatro personas han muerto en Houston a causa de los vientos huracanados y las lluvias torrenciales que azotaron la ciudad este jueves, como parte de un sistema de tormentas que está provocando inundaciones y cortes de electricidad potencialmente mortales en algunas zonas del sur.

Una persona murió cuando una grúa fue derribada por los fuertes vientos y otras dos muertes fueron causadas por árboles caídos, según el jefe de bomberos de Houston, Samuel Peña, quien citó información preliminar.

Asimismo, entre los fallecido se reporta un bebé recién nacido y su madre.

Partes de Texas y el oeste de Luisiana están bajo un raro nivel 4 de 4 de alto riesgo de lluvias excesivas este jueves, dijo el Centro de Predicción Meteorológica. Más de 600.000 personas viven en la zona de alto riesgo.

Las violentas condiciones de la tormenta en Houston han reventado ventanas de rascacielos, derrumbado parcialmente un club nocturno y arrancado una franja de tejado del céntrico Hyatt Regency, bañando el vestíbulo del hotel con lluvia y escombros, según videos de testigos.

Las grandes inundaciones han dado lugar a rescates acuáticos en al menos una ciudad. Hasta 20 conductores tuvieron que ser ayudados a salir de la crecida del agua en Bryan, a unos 160 kilómetros al noroeste de Houston, dijo la policía.

Los cortes de electricidad dejaron a oscuras a más de un millón de hogares y empresas en todo el estado este jueves, con las tormentas torrenciales azotando un sur ya pasado por aguas.

Las jornadas de alto riesgo como esta solo se producen el 4% de los días al año, pero representan más del 80% de todos los daños por inundaciones y más de un tercio de todas las muertes por inundaciones en Estados Unidos, según el WPC. Solo otros tres días han alcanzado esta preocupante cifra este año, incluido el más reciente, hace casi tres semanas.

Se esperan precipitaciones de entre 50 y 100 milímetros desde Texas hasta Georgia hasta el sábado por la mañana. Algunos puntos atrapados bajo múltiples tormentas torrenciales pueden recoger 200 mm o más de lluvia. No se descarta que uno o dos puntos registren cerca de 300 mm de lluvia en unas 48 horas.

Desde principios de abril, Texas y Luisiana han estado en la diana de lluvias torrenciales e inundaciones. Según el WPC, las precipitaciones de las dos últimas semanas en la zona anegada han superado el 600% de lo normal.

Los totales de precipitaciones de tres dígitos, entre 500 y 760 mm, caídos sobre la región en las últimas semanas han empapado el suelo y dejado los ríos crecidos, elevando la amenaza de inundaciones a niveles extremos.

No se espera que los suelos empapados absorban nada de la lluvia del jueves, advirtió el WPC el jueves por la mañana. Las inundaciones repentinas generalizadas podrían comenzar minutos después de que empiece a llover con fuerza.

Este viernes, miembros del Departamento de Seguridad Pública de Texas se dirigen a Houston para ayudar al Departamento de Policía de Houston a asegurar el centro de la ciudad después de que el día anterior quedara afectado por el mal tiempo, según el alcalde de Houston, John Whitmire.

El Servicio Meteorológico Nacional confirmó vientos de 125 km/h en el área de Houston el jueves.

Aunque la tormenta afectó «prácticamente a toda la ciudad», la tormenta tuvo un «énfasis en el noroeste de Houston, los Heights, el distrito central de negocios y el lado este», dijo el alcalde.