63 años de prisión para homicidas del futbolista santaneco Alfredo Pacheco

Comparte en redes

Los imputados se encuentran en calidad de rebeldía es por ello que el juez ordenó que sigan vigentes las órdenes de captura giradas en su contra.

EL SALVADOR.- El Tribunal Primero de Sentencia de Santa Ana llevó a cabo la vista pública contra Samuel Toledo Méndez y Ana Marta Guadalupe Bolaños de Toledo por los delitos de homicidio agravado en perjuicio de Alfredo Pacheco y de Luis Alberto Vásquez Tovar; y homicidio agravado imperfecto o tentado en perjuicio de Bryan V.

La Fiscalía General de la República presentó abundante prueba que acreditó la existencia de los hechos y la participación de los imputados. En consecuencia, el juez los declaró culpables y los condenó a 50 años de prisión por el asesinato de Alfredo Pacheco y de Luis Tovar (25 años por cada víctima); así como 13 años más de cárcel por el homicidio imperfecto de Bryan V.

Los imputados se encuentran en calidad de rebeldía es por ello que el juez ordenó que sigan vigentes las órdenes de captura giradas en su contra.

El hecho ocurrió el 27 de diciembre de 2015, alrededor de las 3:40 de la madrugada, el reconocido futbolista santaneco Pacheco se encontraba compartiendo con tres amigos en una gasolinera ubicada en el Bulevar Los 44, de Santa Ana, cuando una de sus amigas quiso ir al baño y él la acompañó. Debido a que el sanitario estaba ocupado, tuvieron que esperar, momento en el cual se sumaron sus otros dos amigos, dando lugar a una conversación animada.

Minutos después, un vehículo se aproximó al lugar, iluminando a Pacheco y a sus amigos; y un sujeto que había estado consumiendo bebidas alcohólicas en la misma gasolinera se acercó y luego de hacer un gesto al conductor del vehículo para que apagara las luces, se acercó a unos tres metros de distancia donde se encontraba el futbolista y comenzó a dispararles, asesinando en el lugar a Pacheco e hiriendo de gravedad a dos de sus acompañantes. Uno de ellos, Luis Alberto Vásquez Tovar, falleció posteriormente en el hospital; mientras que Bryan V. logró sobrevivir.

El agresor fue identificado como Samuel Toledo Méndez, quien luego de perpetrar el ataque caminó hacia el vehículo que había apagado las luces, donde lo esperaba su esposa, Ana Marta Guadalupe Bolaños de Toledo, y ambos huyeron, según las investigaciones y testigos.