Valiente doctora pasó de ser tigrilla a paquiderma para auxiliar vidas en el estadio Cuscatlán


«20 de mayo, tatuado en la historia… ¡nunca más tragedias prevenibles en el futbol!», escribió la doctora aficionada al FAS que atendió a aliancistas lesionados

SAN SALVADOR.- Luego de la catastrófica noche vivida en el encuentro entre FAS y Alianza en el estadio Cuscatlán, la palabra ‘Doctora’ ha permanecido siendo trending topic por más de 30 horas en Twitter. ¿A quién la comunidad salvadoreña tuitera le ha dedicado más de 9 mil tuits?

Ligia Rivas es la aficionada del FAS que se volvió tendencia en redes sociales por entrar a la cancha y quitarse la camisa de su equipo y colocarse la de Alianza todo con un solo objetivo: ayudar a los aficionados del Alianza justo cuando ocurría la emergencia en el Cuscatlán, que dejó con la pérdida de 12 vidas, más de 80 lesionados y cientos de afectados con crisis nerviosas.

¿Cómo fue la travesía de la doctora en el encuentro?
A través de su cuenta de Twitter Rivas compartió los momentos que vivió el sábado en el Coloso de Monserrat. En las postales se muestra ella junto a su familia esperando el inicio del partido de semifinal.

Con su camiseta puesta y en sus manos el representativo «tigrillo», iniciaba a animar al CD FAS, sin importarle que a su al rededor también habían aficionados aliancistas. «Con respeto entre equipos y barra», escribió en la descripción de la imagen.

A los 15 minutos de iniciar el partido comenzó la tragedia. Si bien, poco se entendía de lo que sucedía en los túneles de la zona general de Alianza empezó la preocupación al ver a personas en las gradas y en el campo con problemas al respirar. En un video captado por un Tik Toker, se logra observar a Ligia caminando hacia donde estaban varios albos esperando ser atendidos.

La próximas imágenes son del momento en el que la doctora empezó a realizar su labor, ya con una camisa del Alianza. Esta fue brindada por otra persona por precaución y para evitar incidentes. «La vida no tiene banderas distintas, todos somos iguales ante Dios», escribió en su Twitter.

Finalmente, en las últimas horas publicó una ‘selfie’ portando la camiseta del Alianza y expresó: «Aunque nunca pensé terminar el partido con otra camisa y con la enorme tristeza de lo ocurrido… ¡me uno al dolor del pueblo salvadoreño!»

La médico ha sido resaltada y admirada en redes sociales por su valentía y vocación a su profesión y sin duda, pese a todo lo malo, quedará en la historia como la tigrilla que se volvió paquiderma.