Sociólogo Martínez: «Estamos frente a un líder que no va a manchar su legado permitiendo actos de corrupción»

Comparte en redes

El que el CECOT sea un símbolo de la guerra en contra de la delincuencia terrorista es un mensaje a la población de que en este Gobierno los derechos humanos que más importan son los de las víctimas.

EL SALVADOR – Esta noche durante entrevista televisiva el sociólogo y escritor, René Martínez habló sobre la situación actual del país en el contexto del permiso solicitado por el presidente Nayib Bukele para su candidatura presidencial en un segundo periodo y la postura del mandatario ante la solicitud de investigar a sus funcionarios de todas las carteras de Estado.

«Los funcionarios de los distintos gobiernos salían con los bolsillos llenos y nadie movía un dedo para investigar actos de corrupción. El presidente Nayib Bukele está estableciendo una diferencia sustancial con todos los presidentes anteriores», destacó el sociólogo.

Martínez señaló que Bukele no va a manchar su legado. «No se va a comer los legados de los otros, ni va a ser permisivo con los actos de corrupción de algunos miembros de su gabinete. Ese legado debe permanecer», agregó.

Además, mencionó que se pueden dejar varios legados, pero si no se combate la corrupción, o si se rodeas de ladrones y sobre todo permite que salgan impunes, la gente ya no recuerda el legado positivo.

«Un líder transnacional no va a permitir que su liderazgo, el poder político y la autoridad moral que tiene, tanto dentro como fuera de El Salvador, se vea manchado por actos de corrupción», agregó el sociólogo y escritor.

El Salvador tuvo una violencia galopante, que fue parte de la conspiración del bipartidismo, el sufrimiento que ocasionó es igual al que genera la corrupción.

En ese sentido, el sociólogo indicó que la corrupción siempre es lesiva, aunque venga de empleados básicos, porque es corrupción también. «A diferencia de todos los presidentes anteriores, Nayib Bukele es una persona que trabaja 24/7 y de eso dan fe propios y extraños» agregó.

También dijo que El Salvador está viviendo un proceso de reinversión acelerado, en los últimos cuatro años hemos visto una serie de cambios. «El presidente les pidió a los funcionarios que hagan un último esfuerzo, aunque eso no garantiza que sean parte de un nuevo Gobierno», destacó

Por último, recalcó que tanto el CECOT como el CECOC son símbolos de los dos principales problemas que como población existían.