“Si el Año Nuevo aún no muestra algo nuevo, no hay que perder la fe”

Comparte en redes

LOS LOCOS QUE NO SE RINDEN
Por Julio Rodríguez/ Periodista

EL SALVADOR.- Se armó de coraje para seguir adelante y su voz estaba a punto de romperse en cristales, no de tristeza, sino de satisfacción porque los peores momentos con los que la vida desafía a cualquier mortal, le daban tregua. Pues nunca se terminan.

Allí estaba aun con fuerzas, desempolvando los recuerdos, sueños pendientes y caminos reparados, pavimentados con lágrimas, trabajo y sacrificio. Era el momento propicio para levantarse y luchar de nuevo.

Después de la enfermedad, la bancarrota, la separación, en fin, cuando se toca fondo, no se debe seguir escarbando más, con la conmiseración o la depresión, sino hacer un acto de gallardía y tomar un nuevo impulso.

El cambio será seguro si la fe está acompañada de la actitud correcta. Se es soñador, cuando se piensa, se habla y se actúa como tal. Replantearse con lo que nos queda y no llorar sobre lo que se perdió. Cada día tiene su propio afán enseña el Maestro de Galilea.

INICIATIVA 3: PERIODISMO SOCIAL, FE Y ACTITUD.