Senador Tom Cotton pide a Joe Biden «apoyar a los salvadoreños en lugar de darles la espalda»

Comparte en redes

«El presidente salvadoreño Nayib Bukele ha traído estabilidad a El Salvador, al tomar medidas enérgicas contra el crimen violento de las pandillas», expresó Cotton.

ESTADOS UNIDOS.- El senador Tom Cotton, que representa al estado de Arkansas (Estados Unidos), acusó este jueves al presidente de su país, Joe Biden, de “dar la espalda” a los salvadoreños en la nación norteamericana y lo llamó a “apoyarlos”.

Cotton señaló en un mensaje en su cuenta de X, que fue reposteado por el presidente Nayib Bukele, que el mandatario centroamericano “ha traído estabilidad a El Salvador al tomar medidas enérgicas contra el crimen violento de las pandillas”.

Lo anterior, según el legislador, “también es bueno para Estados Unidos y el presidente Biden debería apoyar a los salvadoreños en lugar de darles la espalda”.

Cotton señaló el miércoles, también en X, que Bukele “es un líder fuerte que sigue haciendo el bien por su pueblo”. La popularidad del presidente Bukele se ha elevado en los últimos años por su “guerra contra las pandillas” por medio de un régimen de excepción que se implementa desde marzo de 2022 tras una escalada de asesinatos.

El “modelo” de Bukele contra las también llamadas maras aparentemente ha servido como ejemplo para otras naciones con problemas relacionados a la delincuencia común y al narcotráfico. Sin embargo, esta medida de seguridad, que se ha convertido en la principal y única acción del Gobierno salvadoreño, por el momento, contra las pandillas, es señalada de violentar derechos humanos.

En el marco de este régimen, las organizaciones humanitarias han recibido más de 6.000 denuncias de violaciones a derechos humanos, principalmente por detenciones arbitrarias y torturas, y registran más de 200 muertes bajo custodia de agentes de Seguridad del Estado. Entes internacionales, como Amnistía Internacional, advierten que la violencia de las pandillas se ha visto sustituida por la estatal en las comunidades empobrecidas. EFE