Rusos protestan homenajeando al líder opositor Alexei Navalny en los centros de votación

Comparte en redes

Moscú y San Petersburgo fueron las ciudades donde más personas protestaron contra la farsa electoral que se desarrolla en Rusia.

RUSIA.- Votantes se congregaron este domingo frente a algunos colegios electorales en Moscú, la capital rusa, a raíz de un llamado de la oposición para homenajear al fallecido disidente Alexei Navalny y denunciar unas elecciones diseñadas para mantener a Vladimir Putin en el poder.

Reporteros de la AFP observaron en dos colegios electorales una mayor afluencia de votantes al mediodía (0900 GMT) que a primera hora del día, tras la convocatoria de la protesta “Mediodía contra Putin”.

Moscú y San Petersburgo han sido las ciudades donde más personas respondieron al llamado a concentrarse, fijado por Yulia Navalnaya, la viuda de Navalny. Aunque la afluencia ha sido muy dispar dependiendo de los lugares, constató la AFP.

Desde el comienzo de la ofensiva a gran escala de Rusia en Ucrania en 2022, la disidencia pública en Rusia ha sido sofocada y los críticos con el gobierno han sido encarcelados u obligados a huir.

Tras depositar su voto en un colegio electoral en el que solía votar Navalny, el trabajador informático Alexander dijo que había acudido porque era una de las pocas formas que tenía de protestar.

“Si no lo hubiera hecho, me habría sentido como un cobarde”, afirmó este joven de 29 años.

En Marino, otro barrio de Moscú, Elena, de 52 años, dijo que la gente tenía “demasiado miedo” para acudir en masa.

Varias personas también se acercaron a la tumba del disidente en el cementerio moscovita de Borísovo. Bajo una fuerte presencia policial, dejaron flores y falsas papeletas electorales con el nombre de Navalny.

En respuesta, las autoridades rusas detuvieron a unas 74 personas en 17 ciudades por acciones de protesta relacionadas con las elecciones presidenciales, según informó en un comunicado la ONG de derechos humanos rusa OVD-Info.

El opositor, principal crítico de Putin durante más de una década, falleció el 16 de febrero en una cárcel del Ártico, en circunstancias no esclarecidas.

Abogado de formación, fue encarcelado a principios de 2021 y denunció sin descanso la represión y la corrupción de las élites rusas. También criticó la campaña militar del Kremlin contra Ucrania, iniciada en febrero de 2022.

Su viuda, Navalnaya, ahora en el exilio, había instado a los rusos a protestar contra Putin durante el tercer y último día de las elecciones.

Este domingo, depositó su voto en la embajada rusa en Berlín, donde recibió flores de sus partidarios y charló con otros votantes en la larga cola frente a la sede diplomática rusa en la capital alemana.