Plan migratorio de Biden que beneficia a cónyuges indocumentados de ciudadanos y a dreamers universitarios


La medida sin precedentes protegerá de la deportación a más de millón y facilitará la obtención de permisos de trabajo. Estos son los requisitos para calificar a los beneficios.

ESTADOS UNIDOS.- El presidente, Joe Biden, anunció este martes un nuevo plan migratorio «sin precedentes» que protegerá de la deportación a medio millón de cónyuges indocumentados de ciudadanos estadounidenses, además de facilitar permisos de trabajo para beneficiarios del programa DACA, según un comunicado del Departamento de Seguridad Nacional (DHS, en inglés).

Explicamos los pormenores del nuevo plan y a quiénes beneficia:

1. Alivio para cónyuges indocumentados de estadounidenses sin salir del país

Aunque la legislación vigente establece que los inmigrantes indocumentados que estén casados con un ciudadano estadounidense pueden solicitar la residencia permanente legal a través de su matrimonio, muchos de ellos deben salir primero del país para poder hacerlo y esperar a ser procesados en el extranjero.

“Esto resulta en un período prolongado, potencialmente indefinido, de separación de sus familiares ciudadanos de Estados Unidos, lo que causa enormes dificultades a todos los interesados”, destaca el comunicado del Gobierno federal.

El plan de Biden para hacer frente a este desafío contempla “un nuevo proceso para considerar, caso por caso, las solicitudes de ciertos cónyuges no ciudadanos de ciudadanos estadounidenses que han vivido en Estados Unidos durante 10 años o más”, siempre y cuando no supongan una amenaza para la seguridad pública o nacional, que sean elegibles para solicitar el ajuste de estatus y que merezcan un ejercicio favorable de la discreción. Cumplidos estos requisitos, los interesados podrán solicitar la residencia permanente o green card sin tener que salir de Estados Unidos.

2. Permisos de trabajo para cónyuges

Además, si estos cónyuges tienen hijos menores de edad podrán acceder a un permiso de trabajo por tres años.

El DHS cree que aproximadamente 500,000 cónyuges no ciudadanos de ciudadanos estadounidenses podrían ser elegibles para acceder a todo este proceso.

Este nuevo plan también beneficiará a los hijos de los cónyuges indocumentados casados con un estadounidense, siempre y cuando no representen una amenaza para la seguridad nacional o pública. Unos 50,000 hijos podrán ser parte de esta nueva medida, según cálculos del DHS.

3. Reunificación familiar por libertad condicional

Las acciones ejecutivas de la Administración Biden buscan también “fortalecer la unidad familiar”, implementar procesos de libertad condicional a personas que tengan la nacionalidad de Colombia, El Salvador, Guatemala, Honduras y Ecuador. Así como actualizar y modernizar los procesos de libertad condicional para ciudadanos de Cuba y Haiti.

Además, el nuevo plan establece la dirección del Grupo de Trabajo de Reunificación Familiar “para reunificar a casi 800 niños separados de sus familias”, y poder establecer procesos de libertad condicional específicos para determinadas personas de Cuba, Haití, Nicaragua y Venezuela que tienen una relación con Estados Unidos.

[Un nuevo plan del Gobierno de Biden buscará limitar los cruces de migrantes desde México]

Para ser elegible a estos procesos, los interesados deberán:

Estar en los Estados Unidos sin admisión o en libertad condicional.

Haber estado continuamente en los Estados Unidos durante al menos 10 años a partir del 17 de junio de 2024

Estar legalmente casado con un ciudadano estadounidense hasta el 17 de junio de 2024.

No tener antecedentes penales inhabilitantes o constituir una amenaza para la seguridad nacional o la seguridad pública y merecer un ejercicio favorable de la discreción.

Los hijos de no ciudadanos que sean posibles solicitantes también pueden ser considerados para este proceso si están físicamente en Estados Unidos sin admisión o en libertad condicional y tienen una relación de hijastro calificado con un ciudadano estadounidense hasta el 17 de junio de 2024.

Para poder optar a la libertad condicional, los interesados deberán presentar un formulario al Servicio de Ciudadanía e Inmigración (USCIS, en inglés) junto con la documentación que acredite que cumplen los requisitos y luego pagar una tasa.

4. Un camino a la ciudadanía

El poder que Biden invoca con su anuncio para los cónyuges no es nuevo. La política ampliaría la autoridad utilizada por los presidentes George W. Bush y Barack Obama para permitir la “libertad condicional” o parole (en inglés) para familiares de militares, dijo a la agencia de noticias The Associated Press Andrea Flores, exasesora de políticas de las administraciones de Obama y Biden y ahora vicepresidenta en FWD.us, una organización de defensa de la inmigración.

El proceso de libertad condicional permite a los inmigrantes que califican seguir el camino hacia la residencia permanente en Estados Unidos sin salir del país, eliminando una barrera común para aquellos sin estatus legal pero casados ​​con estadounidenses. Flores dijo que de este modo se “cumple la promesa del primer día del presidente Biden de proteger a los inmigrantes indocumentados y sus familias estadounidenses”.

5. Visas de trabajo para Dreamers

El Departamento de Seguridad Nacional y el Departamento de Estado agilizarán “ciertos visados de no inmigrante basados en el empleo” para algunas personas elegibles, incluidos los beneficiarios de la Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA) o dreamers y los no ciudadanos indocumentados que se hayan graduado de una institución acreditada de educación superior de Estados Unidos.

“Al aclarar y mejorar el proceso existente, la política del Departamento de Estado dará a los empleadores estadounidenses una mayor confianza en que pueden contratar el talento que necesitan, y que podrán ponerse a trabajar de inmediato”.