Para el partido Movimiento Semilla, la suspensión provisional establecida por el Registro de Ciudadanos es «nula de pleno derecho»

Comparte en redes

El Presidente electo de Guatemala se pronuncia tras suspensión del Movimiento Semilla.

GUATEMALA.- «El Movimiento Semilla no claudicará a la exigencia de los ciudadanos en las urnas», manifestó el presidente electo, Bernardo Arévalo, durante una conferencia de prensa, luego que el Registro de Ciudadanos del Tribunal Supremo Electoral (TSE) suspendiera temporalmente a esa agrupación política.

Durante la conferencia, Arévalo aseguró que «a partir de este momento, nada puede afectar la toma de posesión» del binomio presidencial electo, el cual obtuvo más de 2.4 millones de votos en las urnas durante la segunda vuelta electoral desarrollada el pasado 20 de agosto.

«Hoy el TSE hizo oficial los resultados de la segunda vuelta que confirman la decisión contundente y soberana del pueblo de Guatemala que nos ha confiado la dirección del país», dijo Arévalo.

El presidente electo recordó que después del triunfo en las urnas, muchas personas se volcaron a las calles y a las plazas a celebrar la victoria del Movimiento Semilla y lo calificó como «nueva era democrática».

Rechazan suspensión provisional
Arévalo indicó que antes de la oficialización de resultados recibieron una notificación del Registro de Ciudadanos del TSE, la cual contenía un oficio con la suspensión de la personería jurídica de la agrupación política, la cual fue acatando una orden del juez Séptimo de Instancia Penal, Fredy Orellana.

Sin embargo, la calificó como «nula de pleno derecho», por lo que anunció que mañana a las 7 horas se presentará un recurso de nulidad ante el TSE, pues recordó que la presidenta del tribunal electoral, Irma Palencia, indicó que el período del proceso electoral concluye el próximo 31 de octubre, tal como se estableció en el Acuerdo 1-2023.

«Lo actuado por el registrador (Ramiro Muñoz) es nulo de pleno derecho», recalcó Karin Herrera, vicepresidenta electa.

De igual forma, Herrera informó que presentaron un amparo ante la Sala Segunda solicitando «que se ponga fin a la persecución política que ha impulsado el juez Orellana, junto con el jefe de la Fiscalía Especial contra la Impunidad (FECI), Rafael Curruchiche» a través de lo que calificó como «acciones ilegales que violentan el debido proceso, vulnerando el derecho de defensa y de audiencia».

Para Arévalo, el amparo debe de ser resuelto de inmediato, debido a que «contravienen principios de rango constitucional, tales como que la cancelación o suspensión de un partido político, sólo pueden ordenarse mediante las causas establecidas en la Ley Electoral y de Partidos Políticos».