Nuestro Tiempo, VAMOS y ARENA presentan solicitud ante el TSE para que se anulen las elecciones legislativas

Comparte en redes

También pidieron una recusación contra tres magistrados del TSE por adelantar criterio al decir que ya no era válida la solicitud de nulidad.

SAN SALVADOR.- VAMOS, ARENA y Nuestro Tiempo presentaron este lunes ante el Tribunal Supremo Electoral (TSE) un recurso de nulidad de la elección legislativa desarrollada el pasado 4 de febrero. Partidos sostienen que encontraron 69 irregularidades en el proceso electoral.

«Venimos a presentar la solicitud de nulidad de la elección legislativa y a pedir también que se repita por las graves violaciones a la Constitución, a los derechos políticos de la ciudadanía, de los candidatos, todos los partidos en contienda y sobre todo también porque se ha violentado el principio de no falsear la voluntad popular», dijo la diputada de VAMOS, Claudia Ortiz.

El presidente de Nuestro Tiempo, Andy Failer, detalló que han incluido en su solicitud un total de 69 anomalías en el proceso electoral legislativo cometidas desde el día de las votaciones hasta la entrega de resultados, domingo 18 de febrero. «Cada una está respaldada con su debida prueba. Este proceso electoral está completamente viciado», afirmó.

Recusación magistrados
También piden la recusación de los tres magistrados que adelantaron criterio afirmando que el plazo para solicitar la nulidad había concluido. Según el artículo 270 del Código Electoral, esta se puede pedir dentro de las 24 horas siguientes de haberse llevado a cabo la elección.

En ese sentido, explicó la legisladora que el plazo de 24 horas para presentar la solicitud de anular las elecciones inicia a contar desde ayer domingo a las 10:04 PM que se publicó en el sitio del TSE que ya estaba finalizado el escrutinio final, puesto que en el artículo antes mencionado no dice «24 horas finalizado la jornada de votación».

Sumado a lo anterior, también solicitaron separar, para las elecciones del 3 de marzo, de sus funciones al informático jefe de la Unidad de Servicios Informáticos (USI), Ignacio Villagrán, por sus supuestos vínculos con Casa Presidencial.