Ministro de Defensa: Los pandilleros han construido tatús para esconderse

Tatú elaborado por pandilleros

El Salvador no se convertirá en la catedral del crimen, dijo el ministro de Defensa, René Francis Merino Monroy.

EL SALVADOR .- El jefe castrense habló en un programa de entrevistas, sobre del Régimen de Excepción a un año de su implementación, y de las nuevas formas que están utilizando los delincuentes para esconderse.

«Tratando de escapar de ser capturados, Los pandilleros han migrado de la ciudad al interior del país, donde han construido tatús para esconderse», aseguró Merino Monroy.

El máximo jefe castrense dijo que un grupo de pandilleros fue localizado en Juayúa, departamento de Sonsonate, escondidos bajo tierra.

“En Juayúa se acercaban a la ciudad a obtener alimentos y se hizo una operación con la PNC en un lugar que no es un simple campamento”, añadió el funcionario.

El “tatú”, estaba cubierto con maleza pero fue descubierto con inteligencia policial y el apoyo de la fuerza armada, de esa manera se ha logrado desmantelar varios campamentos, indicó.   

RÉGIMEN DE EXCEPCIÓN VIOLA DERECHOS HUMANOS

El ministro de Defensa respondió a las críticas de distintos sectores, entre ellos la comunidad internacional, sobre las violaciones a los derechos humanos con el Régimen de Excepción, diciendo que los pandilleros han asesinado a más de 120 mil salvadoreños.

Destacó que para el Gobierno, lo importante es la opinión de los ciudadanos, que en las calles se muestran satisfechos con el clima de seguridad.

Sobre el Centro de Confinamiento del Terrorismo, CECOT, Merino Monroy defendió que es una instalación construida con estándares internacionales y cuya construcción y manejo está a cargo de instituciones legalmente constituidas.