Las elecciones europeas arrancaron con la votación en Países Bajos

Comparte en redes

La compleja maratón de comicios finalizará el domingo, día en que votan la mayoría de los 27 países del bloque.

EUROPA.- Las elecciones que renovarán las autoridades de la Unión Europea arrancaron este jueves con la votación en Países Bajos, en medio de proyecciones de un marcado crecimiento de la extrema derecha.

La ingeniera Claudia Balhuizen, la primera en votar en uno de los centros electorales neerlandeses, dijo que para ella los temas prioritarios son la educación y las cuestiones climáticas, «porque estamos arruinando el planeta».

Para Balhuizen, el crecimiento del ultraderechista Partido por la Libertad (PVV, en neerlandés), de Geert Wilders, es «una llamada de atención».

En cambio, la funcionaria Simone Nieuwenhuys dijo a AFP que votó por el PVV porque desea «que la UE cambie. No me gusta cómo va. Quiero una voz diferente en Europa».

«Creo que vienen demasiadas personas que no son solicitantes de asilo. Creo que somos demasiado abiertos. Deberíamos ser más críticos respecto a quién dejamos entrar, porque cuesta mucho dinero», agregó.

El propio Wilders dijo después de votar que «queremos menos inmigración, queremos endurecer las políticas y las reglas sobre el asilo». Su partido ganó las últimas legislativas en el país, el pasado noviembre, y recientemente formó una coalición de gobierno con otras tres formaciones.

La compleja maratón de comicios finalizará el domingo, día en que votan la mayoría de los 27 países del bloque.

Nuevo ciclo político –
En total, alrededor de 370 millones de personas están llamadas a las urnas.

Los resultados, por naciones, definirán los 720 escaños del nuevo Parlamento Europeo.

Los eurolegisladores designarán luego a los dirigentes de las otras dos grandes instituciones de la UE: la Comisión Europea, que es el brazo ejecutivo del bloque, y el Consejo Europeo, que representa a los países.

La actual presidenta de la Comisión, la alemana Ursula von der Leyen, es candidata a un nuevo mandato de cinco años, con el apoyo de la bancada del Partido Popular Europeo (PPE), conformada por los partidos de derecha.

Los sondeos proyectan un marcado crecimiento de los partidos de extrema derecha, una perspectiva que arroja un manto de incertidumbre sobre el equilibrio político de los próximos cinco años.

La ultraderecha tiene ya una fuerte representación en el Parlamento Europeo, aunque está dividida por su postura con relación a la propia UE.

De acuerdo con sondeos, esa tendencia podría ganar hasta un cuarto de las plazas en disputa. Ese porcentaje resulta insuficiente para formar una mayoría, pero la convertiría en un interlocutor insoslayable para alcanzar acuerdos de fondo.

Según los sondeos, el PPE seguirá teniendo la principal bancada del Parlamento, seguido por el bloque de los Socialistas y Demócratas (S&D, socialdemócratas).

La bancada centrista Renovar Europa y la de los Verdes se perfilan como las más perjudicadas por el fortalecimiento de la extrema derecha.

El equilibrio, bajo amenaza –
Si las encuestas se confirman, podría amenazar el equilibrio a tres bandas -entre el PPE, S&D y Renovar Europa- que en los últimos cinco años permitió los grandes acuerdos fundamentales.

Von der Leyen ya abrió la puerta a alianzas puntuales con los sectores de la ultraderecha más proclives a la UE, pero ese escenario dificultaría cualquier entendimiento con los socialdemócratas, los centristas o los verdes.

En Países Bajos se prevé que el PVV de Wilders quede como primera fuerza del país en las europeas.

Las encuestas anuncian igualmente una victoria de la Agrupación Nacional de Marine Le Pen en Francia, de los posfascistas Hermanos de Italia, de la jefa de gobierno Giorgia Meloni, y del partido de extrema derecha Fidesz del primer ministro húngaro, Viktor Orban.

La ultraderecha registraría además avances en Alemania y Polonia.

En España, el conservador Partido Popular espera cumplir con el pronóstico de los sondeos que le dan ventaja sobre el gobernante Partido Socialista de Pedro Sánchez, mientras que la extrema derecha de Vox confía en subir posiciones.

El interés fundamental de los electores está ante todo ligado a las realidades de cada país, pero el denominador común es la preocupación por la inflación y el costo de la vida, la inseguridad y la inmigración.

Varios estudios apuntan a que la guerra en Ucrania también ocupa un lugar destacado entre las inquietudes de los europeos.