La sonrojante diferencia entre Lakers y Celtics

Comparte en redes

Los ‘enemigos íntimos’ representan las dos formas de competir y pelear en la temporada regular. Mientras uno arrasa, el otro ‘se arrastra’.

ESTADOS UNIDOS.- Cuando llegó la fase final del novedoso NBA In-Season Tournament todos miraban la posibilidad de un Boston Celtics-Los Ángeles Lakers en la final. No ocurrió y el equipo oro y púrpura ganó ese título. Nada más lejos de la realidad en la mejor liga del mundo. Uno es un equipo perfecto, que arrasa a sus rivales, los Celtics. Otro combina partidos competentes con otro desastrosos… y esos son unos Lakers que siguen empeñados en complicarse la temporada muy pronto. Otra vez, no vaya a ser.

Los Celtics siguen sin perder en el Garden, 19-0 y por paliza.Aplastaron (145-113) a los Houston Rockets y siguen asustando a sur rivales. Los Lakers son la otra cara de la moneda, y aunque Anthony Davis facturó un triple doble (15 puntos, 15 rebotes y 11 asistencias) se quedaron cortos ante los Utah Jazz (132-125) y se marchan fuera a los 10 primeros puestos del Oeste. Es decir, no entrarían ni en Play-In.

Sin LeBron James no hay paraíso

La clasificación del Oeste dice todo. Con el triunfo y un inicio de 2024 tremendo, los Utah Jazz son 10º. Los Ángeles Lakers 11º sin conseguir arrancar la maquinaria. Y los Golden State Warriors, otro desastre en comparación con los favoritos, 12º. En el caso angelino, más cuando falta LeBron James, pues es el elemento diferencial cuando Davis no está tan influyente. Y eso que contaron con un DeAngelo Russell brutal, facturando números que no se veían desde Kobe Bryant: 39 puntos (15/26 en TC y 6/11 en T3), 8 asistencias, 3 rebotes y 2 tapones.

El rebote y mate clave de Markkanen ante los JazzLos Jazz fueron mejores en el tramo final. En las segundas oportunidades, sumando tras rebote ofensivo de John Collins y Lauri Markkanen. Y desde fuera, con Clarkson o Kevonte George. Ante esos argumentos, los Lakers se desinflaron. Markkanen dominó con 25+8+5. demostrando que es otro prototipo de jugador moderno. Completo, gran rango y capaz de dominar.

¿Quién para a los Celtics?

En el otro lado están los Boston Celtics, el claramente mejor equipo de la NBA. Marcan 30 victorias y 9 derrotas, y aplastan a sus rivales con un quinteto ‘All-Star’. De hecho, todos están siendo muy votados para el partido de las estrellas. En el tercer cuarto rompieron a los Rockets, gracias a los triples de Jaylen Brown y la aparición de Kristaps Porzingis y Derrick White. Tatum terminó con 27+8, Brown se fue a los 32+6, y Porzingis firmó 17+7.

Fue brillante, especialmente, lo de Jaylen Brown. Solo falló cuatro tiros (11/15 en TC) y prometió que mejorará. «Es divertido comprobar cómo será la mejor versión de Jaylen Brown. Mejoro cada año y eso no se va a detener», contó. Le tocó brillar en otra demostración de Boston, que lidera la NBA y son el ejemplo de cómo se compite .Antetokounmpo y Lillard baten a los Warriors

Dentro de los problemas de los Milwaukee Bucks en el inicio de 2024, uno decía que sin Damian Lillard el equipo no ganaba. Pese a no ser el prototipo de jugador de equipo, capaz de subir el techo en un mal día. Pero con el base y Giannis Antetokounmpo, ganan. Combinaron para 60 puntos (33 de Giannis y 27 de Lillard) para dejar muy tocados a unos Golden State Warriors que no saben cómo levantar el vuelo (129-118).

En Milwaukee centrado principalmente en dos detalles: la ausencia de Curry y la falta de contundencia defensiva. «El primer paso es jugar más duro, creo que lo estamos consiguiendo y podemos competir. No es negociable. Nuestros aficionados nos abuchean con motivo, porque no lo hicimos contra Toronto y Nueva Orleans. Estamos volviendo, así que estamos mejorando», contó Steve Kerr.