La pobreza y el subdesarrollo: El más grande mal de la humanidad

Comparte en redes

Por Nelson Flores especialista en administración pública graduado de la Universidad dé Nuevo México, EE.UU consultor de cooperación internacional.

EL SALVADOR.- La historia humana ha clasificado las civilizaciones entre naciones pobres y naciones ricas, como si fuera un mal endémico difícil de curar y que ha traído grandes devastaciones, terminando en la mayoría de los casos en conflictos y guerras, dónde las naciones poderosas se apropian de los recursos de los países dominados para preservar su hegemonía territorial y económica.


Después de la segunda guerra mundial se trazó con mayor profundidad la forma de clasificar a los países , caracterizando el subdesarrollo en aquellos países de bajos ingresos por persona y que además presentaban problemas de carácter cultural , social y político , asociada a la desigualdad de clases, a sistemas de salud deficientes y una esperanza de vida reducida , es en ese sentido que catalogan a los países pobres y subdesarrollados como países dónde no se cuenta con cierta cantidad de riqueza o capacidades de producción.


En algunos de los casos al subdesarrollo se le ha dado un corte racista, también promovidos por el tipo de religión, sin embargo, como todo un grande mal, el subdesarrollo provoca innumerables repercusiones negativas en forma de carencias alimenticias o de seguridad ciudadana.

Cualesquiera que sean las causas, no son iguales para todos los países, pero es el aspecto más importante que deberían abordar la economía, procurando satisfacer las necesidades humanas. La pobreza crónica y masiva de un país no es consecuencia de una desgracia temporal, se da por los modos de producción , organización social y políticas obsoletas , la pobreza de un país no es por falta de recursos naturales ,hoy en día los países se clasifican en varias categorías dependiendo de sus ingresos, a veces un país se sitúa en el subdesarrollo porque no ha sabido capitalizar su mano de obra , su recurso humano, capaz de ofrecer a su población un nivel de vida más alto o cuando se poseen sistemas económicos ineficaces para crear riqueza y no aprovechan correctamente los factores de producción que posee para producir más , para Henry Ford fundador de Ford Motor Company decía, «hay una regla para los empresarios y es hacer los productos con la mayor calidad , al menor costo y pagando unos sueldos , los más altos posibles «. . Los conflictos políticos internos y las guerras provocan también el subdesarrollo que se caracteriza por tener marcadas tasas de desempleo y subempleo, sin dejar a un lado la corrupción y la violencia y tener a gran parte de la población en pobreza o extrema pobreza, infraestructura pública y de transporte muy precaria, agregando un bajo nivel educativo.


Cabe aclarar que no todos los países con ingresos bajos son subdesarrollados, en el Oriente Medio hay países con un alto PIB, por sus actividades petroleras, sin embargo, no han alcanzado el desarrollo, muchas veces la mayoría de estos países subdesarrollados han sido colonias y víctimas de las reglas del comercio internacional que favorecen a los países desarrollados.


El gran economista escocés, Adám Smith, creador de la teoría del valor mencionaba: «no puede haber una sociedad floreciente y feliz cuando la mayor parte de sus miembros son pobres y desdichados» . Las naciones subdesarrolladas son aquellas incapaces de brindar de manera sostenida un estado de bienestar socioeconómico y cultural a sus habitantes, que le permita interactuar en condición soberana e independiente con el resto del mundo. Las consecuencias del subdesarrollo son claras y difíciles de controlar, ya que tienden a reproducir el esquema de carencias que la produjo, como la dependencia del extranjero, la desigualdad social, la inestabilidad política, la demagogia y en los casos más graves, miseria, pandemias y violencia extrema.


Los países que pretendan salir del subdesarrollo deben establecer la creación de mecanismos productivos para generar de manera sustentable su propia riqueza y apostarles a las nuevas tecnologías, Steve Jobs, fundador de Apple, decía: » la innovación es la que distingue a un líder de los demás » se debe promover, mejorar la calidad de vida de su población, la igualdad social y la independencia financiera.