La agencia de Bad Bunny Rimas Sport demanda a la Asociación de Jugadores de las Grandes Ligas

Comparte en redes

Una agencia para representar a jugadores latinos.

ESTADOS UNIDOS.- Rimas Sports, la agencia deportiva fundada por Bad Bunny y sus socios Noah Assad y Jonathan Miranda, ha demandado a la Asociación de Jugadores de las Grandes Ligas de béisbol (MLBPA) por las sanciones que esta asociación puso contra la agencia, algo que consideran que excede el alcance la Ley Nacional de Relaciones Laborales.

Desde Rimas Sport, que es una agencia deportiva de representación de jugadores latinos de esta liga de béisbol en Estados Unidos, consideran que esta Asociación les impuso «una pena de muerte» a través de «una investigación discriminatoria, sesgada y predeterminada» sobre las prácticas comerciales de Rimas. Hace unas semanas, en el mes de abril, la MLBPA quitó el certificado a William Arroyo, agente de Rimas Sport. A su vez, impidió que Noah Assad y Jonathan Miranda, ejecutivos de esta agencia, buscaran la certificación que es obligada. La MLBPA acusó a Rimas Sport de dar beneficios indebidos a jugadores.

En Estados Unidos, los jugadores de las Grandes Ligas de béisbol tienen agentes certificados por la Asociación de Jugadores de las Grandes para poder negociar sus contratos con los equipos de beisbol. La Asociación tiene que certificar a los agentes y si no lo hace no puedes negociar contratos.

La Liga de Tebas toca fondo: su jornada menos vista y sólo 34.000 espectadores en el Ra…Simeone no cuenta con Morata para la próxima temporadaERC recula: ya no descarta pactar con el PSC y dice que lo dejará en manos de sus basesTransforma tu piel mientras duermes con estos poderosos consejos de belleza nocturnaSmooth Bob: El corte de pelo tendencia que luce Penélope Cruz

Ese es el problema en el que se encuentra ahora Rimas Sport, la agencia que fundó Bad Bunny y que presentó una demanda en el Tribunal de Distrito de los Estados Unidos en Puerto Rico acusando a la Asociación de Jugadores de Béisbol de las Grandes Ligas de violar el reclamo general de agravio de Puerto Rico y de interferir con sus contratos para representar a los jugadores.

En la demanda, esta agencia explica que las acciones de la MLBPA le impidieron aceptar como cliente al MVP de la liga, Ronald Acuña Jr., así como tampoco poder negociar un contrato a largo plazo por el jugador de los New York Mets, Francisco Álvarez.

«Al prohibir rotundamente a cualquier agente certificado de la MLBPA afiliarse a Rimas Sports y Rimas Entertainment en cualquier capacidad, la MLBPA ha impuesto efectivamente una sanción de pena de muerte a Rimas Sports como agencia y ha prohibido a Rimas Entertainment, que no es en el negocio de las agencias deportivas y nunca ha tenido un Agente Certificado de la MLBPA, de contratar con clientes que deseen asegurar acuerdos de marca, patrocinio o patrocinio. Estas restricciones se extienden mucho más allá del alcance de la autoridad de la MLBPA para regular a sus agentes», recoge la demanda de la agencia fundada por Bad Bunny.

Rimas Sport se fundó hace tres años con el objetivo de representar sobre todo a jugadores latinos que son el mayor potencial en las grandes ligas americanas. En la actualidad tienen a más de 70 jugadores representados y ha contratado a algunos de los talentos emergentes más taquilleros en las Grandes Ligas de Béisbol Americano. Además, quieren trasladar su gran éxito en el mundo del entrenamiento al campo deportivo, de ahí que también entraran en el béisbol. Al crear esta agencia, estás a la vez creando competencia a lo que había establecido en la Asociación.

Con todo ello, la demanda presentada en el Tribunal de Distrito de los Estados Unidos en San Juan, capital de Puerto Rico, detalla que la MLBPA ha causado daños irreparables a Rimas Sports al privarles de su capacidad de contratar o asociarse con cualquier agente certificado por la MLBPA, eliminando efectivamente a Rimas Sports como agencia. Además, también les han privado, denuncian, de instruir a agentes certificados por la MLBPA a terminar sus negociaciones con Rimas Sports, causando que los agentes certificados abandonen sus contratos con Rimas Sports.

Con esta demanda, Rimas Sports reafirma su compromiso de defender su principio fundamental de velar por los mejores intereses de los peloteros latinoamericanos y robustecer el ecosistema de las Grandes Ligas de Béisbol. Rimas Sports se mantiene firme en este desafío innovador contra la MLBPA para «mantener la justicia dentro de la industria, desafiando el trato discriminatorio y el escrutinio sesgado de la asociación de jugadores, que ha buscado activamente socavar las operaciones de la agencia».