Israel retira tropas del sur de la Franja de Gaza, a seis meses en guerra

Comparte en redes

Informes indican que el repliegue militar coincide con la reanudación de las negociaciones en El Cairo por la mayor presión del presidente estadounidense, Joe Biden, para conseguir un alto el fuego

EL MUNDO – La ofensiva del Ejército israelí contra el grupo islamista Hamas ha cumplido su sexto mes con la retirada de todas sus tropas de la estratégica y simbólica zona de Jan Yunis, en el sur de la Franja de Gaza.

El repliegue militar coincide con la reanudación de las negociaciones en El Cairo, gracias a la mayor presión del presidente estadounidense, Joe Biden, sobre Hamas (a través de Egipto y Qatar) e Israel para aceptar un alto el fuego inmediato que, según espera la Casa Blanca, «mejore la situación humanitaria y proteja a los civiles» y que, al mismo tiempo, permita la vuelta a casa de los secuestrados israelíes en la fecha más negra en la historia de Israel.

El anuncio de la salida de la 98ª División de Comando de la Franja de Gaza «tras completar la misión en Jan Yunis y prepararse para futuras operaciones», confirma el cambio ya avisado hace semanas en el terreno. En lugar de una gran presencia militar, operaciones más puntuales y localizadas. Tras más de cuatro meses de ofensiva terrestre, solo la División 162 y la Brigada Nahal se mantienen en el territorio bajo control de Hamas desde 2007, a la espera de si finalmente el Tsahal realiza o no la incursión terrestre en Rafah, más al sur de Jan Yunis, ya en la frontera con Egipto.

Cuatro proyectiles disparados contra el sur israelí de esta zona pocas horas después del anuncio de la retirada recuerdan a las autoridades de Israel que aún están lejos de su primer objetivo declarado: acabar con el grupo armado liderado por Yahia Sinwar.

En un discurso ante su gabinete de Gobierno, el primer ministro, Benjamín Netanyahu, ha asegurado que Israel está «a un paso de la victoria» en la guerra de Gaza y ha advertido de que no habrá un alto el fuego hasta que Hamas libere a todos los rehenes, según publican EFE y AFP.

«Estamos a un paso de la victoria. Pero el precio que hemos pagado es doloroso y desgarrador», ha asegurado ante el Consejo de Ministros.