Informe de Santander CIB destaca el crecimiento económico de El Salvador por el impulso del turismo y la estrategia de seguridad

Comparte en redes

El informe detalla que las mayores entradas derivan del turismo y de la Inversión Extranjera Directa (IED).


EL SALVADOR.- El presidente de la república, Nayib Bukele compartió un informe de Corporate & Investment Banking (Santander CIB) en el cual destaca: El Salvador | transformación económica temprana, publicado el 26 de marzo de 2024.


El crecimiento económico de El Salvador es atribuido a las medidas acertadas para el impulso del turismo, así como la sólida apuesta por la seguridad.


El informe detalla que las mayores entradas derivan del turismo y de la Inversión Extranjera Directa (IED):
“Los datos completos de la balanza de pagos de 2023 brindan información sobre los principales impulsores de una economía pequeña, abierta y dolarizada que depende totalmente de la liquidez externa. Las remesas de los trabajadores siguen siendo la principal fuente de ingresos, con un 24% del PIB, y se mantienen relativamente estables con respecto al PIB nominal después de alcanzar niveles máximos pospandemia. Sin embargo, hubo un impulso importante en el turismo y la IED. Esto coincidió con un crecimiento del PIB mayor de lo esperado, del 3,5% frente al crecimiento tendencial del PIB del 2%. Las relaciones con el FMI siguen siendo fundamentales para ampliar el acceso al crédito externo y garantizar el compromiso con un plan de mediano plazo para la consolidación fiscal. Esto podría permitir un círculo virtuoso para acelerar el crecimiento impulsado por la inversión y reducir los riesgos de financiación y solvencia”.

El déficit en cuenta corriente fue mucho menor: -1,4% en 2023 frente a -6,8% del PIB en 2022, debido no solo a una disminución de las importaciones sino también al aumento del turismo. Las entradas de turismo de 2.700 millones de dólares han alcanzado niveles récord, casi el triple de las entradas medias del período 2014-2020. El turismo neto ha aumentado de alrededor del 2% del PIB entre 2014 y 2020 al 5,8% del PIB en 2023. Los visitantes anuales para 2023 se comparan favorablemente con los de la región con 3,4 millones de llegadas de turistas frente a 2,6 millones en Guatemala, 2,4 millones en Costa Rica. y 2,0 millones en Panamá, y el banco central proyecta 3,8 millones de turistas en 2024. Los flujos turísticos fueron el probable catalizador de un crecimiento de dos dígitos en sectores como la construcción (17,9% interanual) y el entretenimiento (10,2% interanual). El único otro sector con un crecimiento de dos dígitos fue el de las actividades profesionales (11,1% interanual) y aún no está claro si hay flujos significativos hacia el sector de alta tecnología (sólo repunte gradual de las entradas en cuenta corriente del sector de tecnología de la información).


Asimismo, detallan que, el superávit de la cuenta de capital fue menor en 2023 en relación con 2022, con una desaceleración de las entradas; sin embargo, esto fue más que suficiente para financiar el déficit de cuenta corriente con un pequeño aumento de las reservas de divisas. La acumulación de reservas de divisas sigue siendo fundamental para los requisitos de reservas aún bajos y la alta exposición histórica de los activos bancarios a la deuda soberana.


“La acumulación de reservas de divisas supuso una reversión importante de la reducción de 2022, cuando los requisitos de reservas disminuyeron del 14% al 10,7% para proporcionar una capacidad de financiación soberana incremental. El menor superávit de la cuenta de capital refleja principalmente el acceso restringido al endeudamiento externo. Las entradas financieras siguen siendo bastante bajas, sin acceso a los mercados de bonos para un ciclo de reembolsos netos. La otra categoría de inversión (principalmente préstamos) continúa desacelerándose con menores entradas netas. Esto se vio compensado por una aceleración de la IED”, dice el informe.

La IED experimentó un aumento notable del 0,5% del PIB en 2022 al 2,2% del PIB en 2023. Esto representa las entradas de IED más altas desde 2018, y el banco central atribuye el repunte de las entradas a una reinversión en ganancias. Todavía hay más ventajas potenciales al hacer referencia al +3% del PIB en entradas de IED en 2017-2018 y al alto 4-5% del PIB en entradas de IED de otras economías centroamericanas y caribeñas como Costa Rica y República Dominicana.


El sector turístico es un sector estratégico obvio que se beneficiaría de la mayor seguridad y la estrategia pro-inversión de la administración Bukele. Los principales sectores que se benefician de las entradas de IED son la industria, comercio y actividades financieras; sin embargo, el Banco Central detalla inversiones potenciales en comunicaciones, productos farmacéuticos, energías renovables, centros logísticos y parques técnicos.


“El impacto positivo de un programa del FMI alentaría aún más las entradas de capital debido a la mayor convicción de estabilización económica en el marco de mediano plazo de un déficit fiscal más bajo y ratios de deuda gradualmente más bajos”.