Incertidumbre por el estado del presidente de Irán, Ebrahim Raisi, las condiciones climáticas dificultan las tareas de los equipos de rescate

Comparte en redes

Un video muestra a los rescatistas caminando bajo un intenso temporal.

IRÁN.- Las autoridades no han explicado la causa del “aterrizaje forzoso” y han puesto en marcha una operación para localizar el aparato en el que viajaban el jefe de Estado y los otros altos cargos del país, sin éxito hasta ahora debido a la situación climatología adversa.

El jefe de la Media Luna Roja de Irán reconoció que “la situación es muy difícil” debido a las condiciones climáticas.

Un video muestra a los rescatistas caminando bajo un intenso temporal.

La búsqueda se vio entorpecida por unas “condiciones meteorológicas desfavorables”, indicó el ministro del Interior, Ahmed Vahidi, en la televisión estatal, aludiendo a un “aterrizaje brutal” pero sin aportar más detalles.

Las fuerzas armadas señalaron que han ubicado la posición “exacta” del helicóptero en el que viajaba Raisí, gracias a una señal del aparato y a otra del móvil de uno de los tripulantes. “Se identificó el lugar exacto del accidente del helicóptero”, indicó el comandante del ejército de Azerbaiyán Oriental, el general Asghar Abbasqolizadeh, según la agencia oficial IRNA. Sin embargo, la agencia oficial luego borró la publicación de sus redes sociales.

Posteriormente el jefe de la Media Luna Roja de Irán manifestó que el helicóptero todavía no fue encontrado.

Raisi despegando en lo que parecía un helicóptero Bell 412, con un esquema de pintura azul y blanco visto previamente en fotografías publicadas. El aparato realizó un aterrizaje forzoso más tarde.

Un alto funcionario del régimen dijo que las autoridades iraníes mantuvieron contacto en varias ocasiones con dos pasajeros del helicóptero en el que viajaba el presidente Raisi. “Se ha mantenido contacto con uno de los tripulantes del helicóptero y con un miembro del personal de vuelo”, dijo a la televisión estatal el vicepresidente de asuntos ejecutivos, Mohsen Mansouri, quien no especificó cuándo se mantuvieron esas comunicaciones.

“Esto demuestra que la gravedad del accidente no ha sido muy alta, ya que dos personas que estaban en este helicóptero se han comunicado en varias ocasiones”, añadió el político.

Sin embargo, Mansouri no especificó quiénes eran los pasajeros que lograron contactarse con las autoridades.

Raisi, segundo desde la izquierda, junto a otros altos funcionarios durante un acto previo a subirse al helicóptero. En la foto, quinto desde la izquierda, también se ve al canciller iraní Hossein Amirabdollahian.

La Unión Europea dijo el domingo que había activado su “servicio de mapeo de respuesta rápida” para ayudar a Irán a buscar un helicóptero que transportaba al presidente Ebrahim Raisi y que desapareció en la ladera de una montaña cubierta de niebla.

Raisi viajaba por la provincia iraní de Azerbaiyán Oriental. La televisión estatal dijo que el incidente ocurrió cerca de Jolfa, una ciudad en la frontera con la nación de Azerbaiyán, a unos 600 kilómetros al noroeste de la capital iraní, Teherán. Más tarde, la televisión lo situó más al este, cerca del pueblo de Uzi, pero los detalles siguieron siendo contradictorios.

Raisi conversando con los residentes de la aldea de Kalalah, en una de las últimas fotos que le fueron tomadas antes de subirse al helicóptero.

Viajaban con Raisi el ministro de Asuntos Exteriores de Irán, Hossein Amirabdollahian, el gobernador de la provincia iraní de Azerbaiyán Oriental, Malek Rahmati, y otros funcionarios, informó la agencia estatal de noticias IRNA. A bordo también se encontraba el ayatolá Al-Hashemi, Imam de la Mezquita de Tabriz.

La Media Luna Roja reportó que en medio de las operaciones tres socorristas desaparecieron.