Hilcia Bonilla de ARENA aseveró que El Salvador está dividido en dos países

Comparte en redes

«Yo caminando en territorio puedo ser testigo de todo lo que nuestra gente está viviendo», sostuvo Bonilla.

EL SALVADOR.- La candidata vicepresidencial de ARENA, Hilcia Bonilla, aseguró, a cuatro días de las elecciones para presidente y vicepresidente y diputados a la Asamblea Legislativa, que en El Salvador existe «muchísima gente que se está muriendo de hambre, y los hermanos lejanos no saben eso».

En ese sentido, Bonilla sostuvo que El Salvador se ha dividido en dos países, «porque del lado del aeropuerto hacia La Libertad es un país, pero si usted va a oriente es otro país», aseveró.

Entonces, la candidata de ARENA pidió que los salvadoreños y la diáspora que le den una oportunidad a ARENA para ejecutar proyectos en el oriente y occidente del país. «Yo caminando en territorio puedo ser testigo de todo lo que nuestra gente está viviendo y ese es el mensaje que le queremos llevar a nuestros hermanos lejanos, que nos den la oportunidad o que sus familias le cuenten lo que nuestra gente humilde está viviendo», instó.

«Nuestro pueblo necesita oportunidades, todo se concreta en San Salvador, pero la gente de oriente no tiene oportunidades, la gente de occidente tampoco», aseveró Bonilla.

Una de sus propuestas es construir un hospital infantil en el occidente y oriente. También, «nuestro pueblo necesitar oportunidades, crecimiento en empleo y atraer la inversión extranjera», remarcó.

ARENA apuesta a trabajar para mejorar la economía, la agricultura, el sector de la mujer, trabajar por lograr una educación «de calidad» con tecnología para los jóvenes, y mejorar la salud de los salvadoreños.

Finalmente, el candidato presidencial de ARENA, Joel Sánchez, reafirmó que «venimos a presentar propuestas, no venimos a pelear con nadie, venimos a lugar por nuestro pueblo salvadoreño».

Agregó que «es muy importante que salgamos a votar, hagamos este cambio que urge, no continuemos con más de lo mismo, no continuemos con este Gobierno represor».