Hacienda pondrá toda la fuerza del Estado en contra de la evasión fiscal en la zona oriental


En el oriente del país se busca reforzar la presencia de la fuerza fiscalizadora, realizando más inspecciones y verificaciones a los comercios para arreciar la judicialización de casos y la persecución de los delitos contra la Hacienda Pública.

EL SALVADOR.- El ministro de Hacienda, Alejandro Zelaya, lanzó la cuarta fase y nuevas acciones del Plan Antievasión (iniciado en 2019) y del Plan Anticontrabando en la zona oriental de El Salvador, a fin de «eliminar las prácticas egoístas» de los «malos» empresarios.

En el Gobierno del Bukele (menos de cuatro años), con la ejecución de planes contra la evasión y el contrabando, se ha eliminado la brecha de fraude fiscal, identificando y recuperando más de $1,300 millones, así lo aseguró Hacienda.

«Cuando comenzamos con el Plan Antievasión y a dar un mensaje de cumplimiento de la ley, se nos criticó, nos acusaron de ahuyentar la inversión privada. Ahora podemos decir con seguridad que se equivocaron, hemos impulsado el desarrollo del país», declaró el ministro Zelaya.

En ese sentido, con la cuarta fase (impulsada en otras zonas desde febrero), que se denominó ‘toda la fuerza del Estado salvadoreño en contra de la evasión’, de esa forma, arreciar la judicialización de casos y la persecución de los delitos contra la Hacienda Pública, según el ministro Zelaya.

¿Por qué ahora se aplica en oriente?, Hacienda ha identificado que la zona oriental tiene bajos niveles de tributación, que no corresponden al nivel comercial de la zona.

Oriente representa el 16% de contribuyentes a nivel nacional, son más de 33 mil personas, San Miguel «es el pulmón del comercio del país» y «no es posible que veamos el desarrollo comercial de oriente y que no reporten sus ganancias», dijo el director de Impuestos Internos, Marvin Sorto.

«Es por ello que a partir de este día arreciaremos la lucha contra la evasión y el contrabando en esta zona», ratificó Zelaya.

Hacienda recupera los recursos de la población salvadoreña, trabajando en conjunto con la FGR, la PNC, y la FAES, mediante el uso de sistemas de inteligencia aduanera, escáneres móviles, detectores de trazas y drones, con el fin de mejorar la detección de mercancías ilícitas y así procesar a todos aquellos «malos» empresarios que «le roban» el desarrollo al país.

Finalmente, el ministro de Hacienda sostuvo que «estamos en el marco de los 4 años de Gobierno, todo lo que ha hecho el presidente Bukele no sería posible si no tuviéramos los recursos necesarios, nuestra labor es sumamente vital y espero que todos continuemos asumiendo este compromiso».