Grupo paramilitar Putin anunció que dejarán sus posiciones en Bakhmut al ejército ruso antes del 1 de junio


Yevgueni Prigozhin aseguró que sus milicianos han establecido “líneas de defensa” en la periferia oeste de la ciudad.

UCRANIA-. El grupo paramilitar ruso Wagner afirmó este lunes que sus fuerzas prevén retirarse de Bakhmut entre el 25 de mayo y el 1 de junio para ceder sus posiciones al ejército, tras reivindicar la captura de esta ciudad del este de Ucrania.

El grupo Wagner abandona Artiomvsk [topónimo soviético de la ciudad] entre el 25 de mayo y el 1 de junio”, indicó el jefe del grupo, Yevgueni Prigozhin, en una grabación de audio divulgada por su servicio de prensa.

En ella, Prigozhin explica que se han establecido “líneas de defensa” en la periferia oeste de Bakhmut.

El sábado, el jefe de Wagner reivindicó la toma de esa localidad e indicó que traspasaría su control a las tropas rusas el 25 de mayo.

“Si no hubiera suficientes unidades del Ministerio de Defensa [para encargarse de Bakhmut], hay miles de generales [para hacerlo], hay que formar un regimiento de generales, darles fusiles a todos y todo irá bien”, comentó Prigozhin este lunes, en una crítica velada al alto mando militar ruso.

“Cerco táctico”

Ucrania no ha confirmado la pérdida de Bakhmut.
El comandante del Ejército de Tierra ucraniano, el general Oleksander Syrskyi, admitió el domingo que sus tropas sólo controlan una parte “insignificante” de la ciudad, pero destacó que siguen avanzando en sus flancos, con el objetivo de lograr un “cerco táctico” sobre las fuerzas rusas presentes en la localidad.

A pesar de que ahora controlamos las afueras de la ciudad, la importancia de su defensa no pierde sentido. Esto nos dará en el futuro la oportunidad de entrar en la ciudad, cuando cambie la situación operativa en el frente”, dijo Syrskyi en un mensaje publicado en Telegram.

Syrskyi destacó que con el control de los edificios más altos “podremos destruirlos gradualmente”. “Con ello el enemigo no controla las inmediaciones de la ciudad y nos da ciertas ventajas tácticas”.

El propio Syrskyi visitó este domingo a las fuerzas ucranianas cerca del frente de Bakhmut y subrayó que “las Fuerzas Armadas continúan con las acciones ofensivas en los flancos de las inmediaciones de Bakhmut”. “Tenemos que destruir al enemigo. ¡Gloria a Ucrania!”, concluyó el general en su mensaje.

Un portavoz militar ucraniano, Serhi Cheravati, reconoció por su parte que la situación es “crítica” pero que la batalla continúa en Bakhmut y que Kiev aún controla parte de la localidad.

“Los soldados tienen fortificaciones y varias zonas del suroeste de la ciudad”, aseguró en declaraciones a la televisión ucraniana,Cheravati destacó que incluso en el caso de que las fuerzas rusas tomaran la ciudad ésta no tendría un uso militar ni político.

“Están actuando como si hubieran tomado Dnipró”, pilar de la industria militar ucraniana, situada en el sureste del país.

El presidente ruso, Vladimir Putin, felicitó la pasada noche a los mercenarios de Wagner y a las Fuerzas Armadas rusas por la captura de Bakhmut, una toma que adelantó Prigozhin.