Gloria Estefan brinda impactantes detalles sobre el abuso que sufrió a los nueve años

Comparte en redes

También compartió consejos para padres.

ESTADOS UNIDOS.- Gloria Estefan ha compartido impactantes detalles sobre un doloroso capítulo en su infancia: el abuso sexual que sufrió a los nueve años de edad por parte de un miembro de su familia. En una reciente entrevista para la serie documental The Thread de Life Stories, Estefan profundizó en este incidente que ya había revelado anteriormente con el objetivo de ayudar a otros sobrevivientes.

Estefan describió a su agresor como “un depredador de la peor especie”. La artista comenzó a pasar tiempo con él para estudiar música, animada por sus padres quienes, al conocer de una escuela de música clásica dirigida por un primo de su padre, vieron una oportunidad para que aprendiera a tocar la guitarra clásica y perfeccionar su canto.

Con el tiempo, Estefan enfrentó el reto de hablar sobre lo que estaba ocurriendo, pero tardó un año en reunir el valor para contárselo a su madre. Su negativa provenía del miedo a las consecuencias de revelar el abuso, pero incluso a su corta edad, se dio cuenta que si no ponía un alto, las consecuencias podían ser irreversibles.

“Creo que me volví aún más temerosa porque sabía que estaba llegando al punto en que iba a hacerme algo irreversible. Sabía que tenía que evitarlo a toda costa”.

Par mantener el secreto del abuso, Gloria puso un sin fin de excusas con las que buscaba evitar ir a las clases. La ansiedad que le generaba mentirle a sus padres, además de lidiar con los constantes ataques de su depredador, hizo que Gloria tuviera serias secuelas físicas como la pérdida de “un círculo de cabello”.

Tras esta traumática experiencia, la cantante ofreció consejos a los padres para prevenir situaciones similares. Subrayó que lo más importante es hacer que los niños se sientan con la confianza de contarle todo a sus padres, además de apoyarlos con el conocimiento suficiente para que estén consientes cuando alguien busca hacerles daño.

“Armarlos (a los niños) con herramientas como hablarles abiertamente de ello, decirles ‘siempre puedes contarle a mamá o a papá cualquier cosa que te esté pasando’”, compartió la ocho veces ganadora del Grammy que, además, aseguró que este tipo de personas deben ser puestos en prisión sin vacilaciones.