Expresidente Funes es condenado a seis años de cárcel por evadir impuestos

Comparte en redes

El expresidente de la República, Mauricio Funes, fue condenado a seis años de prisión por evasión de impuestos en el período fiscal de 2014, el último año de su mandato presidencial, según decretó el Tribunal Tercero de Sentencia de San Salvador.

Funes, sobre quien ya pesa una pena de cárcel de 14 años por haber negociado una tregua con las pandillas durante su administración, enfrentaba una acusación de la Fiscalía por no haber declarado en ese año una renta de 271 mil 857 dólares. Al no hacerlo evadió el pago de 85 mil 157 dólares.

El fallo del tribunal de San Salvador dictó una pena de seis años “por el delito de defraudación al fisco en modalidad de evasión”, según indicó, aunque el Ministerio Público había pedido la penalidad máxima: de ocho años de prisión.

La Fiscalía también había pedido una condena en responsabilidad civil por 200.499.52 dólares, un monto que incluía multa e intereses.

El expresidente, de 64 años, gobernó El Salvador de 2009 a 2014, vive en Nicaragua bajo la protección del presidente Daniel Ortega que en 2019 le otorgó la nacionalidad para evitar su extradición. No estuvo presente en el juicio que se instaló el martes ni nombró abogado defensor, pero se le asignó uno de oficio para poder seguir con el proceso en ausencia del acusado, gracias a una reforma penal de septiembre de 2022.

Funes de 64 años, es en el segundo expresidente salvadoreño condenado por violar la ley durante su mandato (2009-2014). El anterior fue Antonio Saca, que gobernó de 2004 a 2009 y que en septiembre de 2018 fue condenado a 10 años de prisión por el desvío de más de 300 millones de dólares de las arcas del Estado.