Exasesor de Trump, Steve Bannon entra en la cárcel para cumplir 4 meses de condena


Steve Bannon fue condenado en octubre de 2022 a cuatro meses de cárcel por obstruir la investigación que realizaba el Congreso por su negativa a cooperar con la investigación parlamentaria sobre el asalto al Capitolio del 6 de enero de 2021, sentencia confirmada en apelación el 10 de mayo de 2024.

ESTADOS UNIDOS.- Steve Bannon, ideólogo populista de extrema derecha estadounidense y exasesor del expresidente de Estados Unidos, Donald Trump, ingresó el lunes en una prisión federal de Estados Unidos para cumplir una condena por obstruir la investigación parlamentaria sobre el asalto al Capitolio el 6 de enero de 2021, constató un fotógrafo de la AFP.

«Estoy orgulloso de ir hoy a la cárcel (…) si es lo que hace falta para plantar cara a Joe Biden», dijo la influyente figura del movimiento ultraconservador antes de entrar en la prisión de Danbury (Connecticut, noreste de Estados Unidos), describiéndose como «preso político».

Steve Bannon, de 70 años, debe pasar cuatro meses tras la rejas, después de que un juez rechazó uno de sus múltiples recursos para suspender la condena.

Con pantalones grises y camisa negra, fue recibido a las afueras del edificio penitenciario por una pequeña multitud de simpatizantes con banderas de «Trump 2024». Entre ellos estaba la congresista Marjorie Taylor Greene, una de las más incondicionales defensoras de Trump, que le abrazó ante las cámaras.

Aunque ya no trabaja oficialmente para el candidato republicano, Steve Bannon volvió a brindarle su apoyo el lunes y prometió que usaría toda su influencia para promover su reelección, en particular a través de su podcast «War Room», que continuará sin él.

Negativa a cooperar

Antes de llegar a la prisión de Danbury, desde su programa se felicitó por los resultados de la primera vuelta de las elecciones legislativas anticipadas en Francia, marcadas por una clara victoria de la extrema derecha, y por otros buenos resultados de este movimiento en otros países durante las elecciones europeas: «nuestro movimiento está viviendo su momento», se entusiasmó.

Steve Bannon fue condenado en octubre de 2022 a cuatro meses de cárcel por obstruir la investigación que realizaba el Congreso por su negativa a cooperar con la investigación parlamentaria sobre el asalto al Capitolio del 6 de enero de 2021, sentencia confirmada en apelación el 10 de mayo de 2024.

La víspera del 6 de enero, Steve Bannon predijo que «se desataría el infierno».

El día en que cientos de partidarios de Donald Trump asaltaron la sede del Congreso de Estados Unidos para tratar de impedir que se certificara la victoria de Joe Biden en las elecciones de noviembre de 2020, Steve Bannon había hablado por teléfono con el presidente saliente.

Por ello, los parlamentarios querían interrogarle sobre su papel.

Su entrada en prisión coincide con la decisión del Tribunal Supremo de Estados Unidos, de mayoría conservadora, de remitir a un tribunal inferior el recurso sobre la inmunidad penal que Donald Trump reclama como presidente, para no ser juzgado por sus presunto intento de anular ilegalmente los resultados de las elecciones de 2020, retrasando aún más su juicio.

Otro de los exasesores de Donald Trump en la Casa Blanca, Peter Navarro, ya cumple una condena de cuatro meses de prisión por negarse a responder a una citación del Congreso en la investigación del asalto al Capitolio.