Exasesor de Trump, Steve Bannon, deberá iniciar condena a cuatro meses de prisión el 1º de julio

Comparte en redes

El mes pasado un tribunal federal de segunda instancia confirmó la condena.

ESTADOS UNIDOS.- Un juez federal de Estados Unidos ordenó el jueves al exasesor principal del expresidente Donald Trump, Steve Bannon, que se presente en prisión a más tardar el 1º de julio para comenzar a cumplir su condena de cuatro meses por desacato al Congreso, informaron medios locales.

Bannon, de 70 años, fue declarado culpable de desacato en julio de 2022 por desafiar una citación para testificar ante el panel del Congreso que investigó el ataque del 6 de enero de 2021 al Capitolio -sede legislativa- de Estados Unidos por parte de partidarios de Trump.

Uno de los autores intelectuales de la campaña presidencial de Trump en 2016 fue condenado a cuatro meses de prisión en octubre de 2022, pero permaneció en libertad mientras apelaba.

El mes pasado un tribunal federal de segunda instancia confirmó la condena. El juez de distrito Carl Nichols revocó su libertad bajo fianza en una audiencia judicial el jueves y le ordenó presentarse en prisión antes del 1º de julio.

Desafiante, Bannon se dirigió a los periodistas afuera del tribunal de Washington después de la orden del juez: «No hay nada que pueda callarme ni nada que me haga callar».

«No se ha construido una prisión o una cárcel que me haga callar», insistió.

«Vamos a ganar el 5 de noviembre de forma aplastante», añadió en referencia a la fecha de las elecciones que se espera sean una revancha entre Trump y el presidente demócrata Joe Biden.

Otro asesor de Trump, Peter Navarro, fue condenado por los mismos cargos y empezó a cumplir su condena de cuatro meses en marzo en una prisión de Florida.

De 74 años, Navarro es el primer consejero cercano de Trump en pasar tiempo tras las rejas por acciones derivadas de lo ocurrido durante los comicios de 2020, en los que triunfó Biden.

Tras la exitosa campaña de 2016, Bannon fue jefe de estrategia política del magnate republicano en la Casa Blanca durante los primeros siete meses de su gobierno y dejó el cargo por supuestos conflictos con otros altos funcionarios.

En 2020, fue acusado de fraude y lavado de dinero por desviar para uso personal millones de dólares de donantes, destinados a la construcción de un muro entre Estados Unidos y México para frenar la inmigración ilegal.

Si bien otros fueron declarados culpables en el plan, el exmandatario republicano (2017-2021) otorgó un indulto general a Bannon antes de dejar el cargo en enero de 2021, lo que llevó a la desestimación de los cargos en su contra.

Estaba previsto que Trump fuera juzgado en Washington el 4 de marzo acusado de conspirar para anular los resultados de las elecciones de 2020, pero su juicio quedó en suspenso hasta que la Corte Suprema se pronuncie sobre la afirmación del magnate republicano de que, como expresidente, es inmune a ser procesado.

Trump, en una publicación en su red social, Truth Social, calificó de «tragedia estadounidense» que se hubiera ordenado el encarcelamiento de Bannon por negarse a cooperar con el comité de la Cámara de Representantes que investigó la invasión del Capitolio.

«La militarización antiestadounidense de nuestras fuerzas del orden ha alcanzado niveles de ilegalidad que nunca antes se creían posibles», dijo el magnate, quien fue condenado la semana pasada en Nueva York por falsificar registros financieros.