Estados Unidos no ve “motivo de preocupación” en proceso electoral de El Salvador

Comparte en redes

En medio de la votación en el extranjero para las elecciones generales en El Salvador el próximo 4 de febrero, el Departamento de Estado de EEUU aseguró que los salvadoreños tienen el “derecho a determinar sus representantes a través de sus propios procesos democráticos”. (Voz de América)

WASHINGTON.- El gobierno estadounidense se mantiene atento a las elecciones presidenciales de El Salvador y en medio de los comicios en el extranjero, no han “visto ningún motivo de preocupación en el proceso”, dijo un funcionario del Departamento de Estado a la Voz de América.

“En nuestras interacciones con funcionarios electorales en El Salvador hasta la fecha, no hemos visto indicios de que la votación en persona del 4 de febrero genere preocupaciones”, agregó el funcionario.

Los salvadoreños residentes en el extranjero están habilitados para votar desde el pasado 6 de enero; los comicios se celebrarán el próximo 4 de febrero. Aún con cuatro fórmulas presidenciales en contienda, las encuestas indican que es alta la probabilidad de que Nayib Bukele resulte reelegido.

Una encuesta del Centro de Estudios Ciudadanos de la Universidad Francisco Gavidia a inicios de enero reflejó que cerca del 71 % de los salvadoreños votaría por Bukele. “Estados Unidos respeta las elecciones libres y justas. Sólo el pueblo salvadoreño tiene derecho a determinar sus representantes a través de sus propios procesos democráticos y constitucionales”, apuntó a la VOA el funcionario del Departamento de Estado.

Abogados constitucionalistas sostienen que su participación en las elecciones viola al menos cuatro artículos de la Carta Magna, incluyendo el 154, que dice que “el período presidencial será de cinco años y comenzará y terminará el día primero de junio, sin que la persona que haya ejercido la Presidencia pueda continuar en sus funciones un día más”.

El gobierno estadounidense, por su parte, dijo “esperar” que los observadores internacionales, en particular la Misión de Observación Electoral de la Organización de los Estados Americanos (OEA), “confirmen que las elecciones de El Salvador son libres y justas y que los resultados representan la voluntad del pueblo salvadoreño”. (Voz de América)