Empresarios hondureños evalúan trasladar fábricas a El Salvador, según René Bendaña

Comparte en redes

Bendaña lamentó que mientras ha recibido comunicación de funcionarios de El Salvador mostrándose dispuestos a colaborar, no ha recibido ningún contacto por parte de autoridades hondureñas. (Fotografía tomada de Tiempo)

TEGUCIGALPA.- El empresario hondureño René Bendaña dijo que al menos ocho empresarios están analizando trasladar sus negocios a El Salvador ante la falta de condiciones que hay en el país hondureño.

Bendaña expresó su preocupación por la falta de optimismo en el ambiente empresarial de Honduras por lo que existe la posibilidad de trasladar su fábrica a El Salvador.

En ese sentido, el empresario dijo que la misma preocupación la tienen otros empresarios que también analizan trasladar sus empresas al vecino país.

Arguyó que la falta de optimismo y de medidas gubernamentales para fomentar la inversión y el crecimiento económico parecen ser las principales causas de la desaceleración que está experimentando la economía hondureña.

“Desde mi punto de vista empresarial, efectivamente yo he tomado serias consideraciones porque un país se construye con optimismo y se destruye con pesimismo, y lo que está exportando el gobierno de Bukele es optimismo”, afirmó Bendaña.

Agregó que en Honduras no hay un clima de confianza para la inversión nacional, mucho menos para la internacional.

Recordó que el inversionista busca poner un negocio donde genere más confianza donde se garantice que va a incrementar su inversión y sus ganancias.

Bendaña lamentó que ninguna autoridad hondureña lo ha llamado para brindar colaboración y evitar que traslade la fábrica a El Salvador, caso contrario funcionarios salvadoreños si se han comunicado conmigo dispuestos a brindar información.

Bendaña, reiteró que muchos de sus colegas están contemplando cerrar operaciones en Honduras y trasladarlas a El Salvador. “Lo mismo está pasando con diferentes negocios de personas con quienes he estado hablando de diferentes rubros», afirmó.

El deterioro en la economía hondureña también se refleja en el ámbito comercial, sostuvo que las personas no están visitando los centros comerciales para comprar, y los pocos que van no andan ninguna bolsa en sus manos, “supongo que solo andan haciendo algún tipo de mandado o viendo nada más y esto es lamentable porque el que renta un local debe de pagarlo mensualmente y pagar empleados, la situación está difícil”, apuntó.