El Salvador en ALERTA NARANJA debido a lluvias intensas y temporal que se esperan a partir de este fin de semana


La pesca artesanal, industrial y deportiva, así como las actividades de recreación en ríos, playas y lagos quedan temporalmente suspendidas hasta nuevo aviso.

EL SALVADOR.- La Dirección Nacional de Protección Civil emitió alerta naranja en todo el territorio nacional debido a lluvias intensas y temporal a partir de este fin de semana.

Según Protección Civil, esta alerta se fundamenta en el Informe Especial N°6 y el Pronóstico de Impactos, emitido este día por la Dirección General del Observatorio de Amenazas del Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales (MARN).

El informe indica que: “La Zona de Convergencia Intertropical (ZCIT) se mantiene sobre las costas de Centroamérica. E inmersa en ellas, hay bajas presiones que forman un amplio campo depresionario que mantendrán las lluvias y tormentas en distintos periodos con intermitencia para lo que resta de esta noche de jueves y durante el viernes. Según el análisis realizado, la ZCIT se mantendrá sobre las costas de El Salvador aportando abundante humedad, y, en combinación con el campo depresionario, se mantendrán las lluvias de intensidad variable, que pueden llegar a ser muy fuertes o muy intensas a partir de la noche del viernes, fin de semana y los primeros días de la próxima semana en todo el país; principalmente en el sector costero y cordillera volcánica”.

De acuerdo con el informe del MARN, estas lluvias y tormentas serán intensas, persistentes e intermitentes, por la situación de temporal en el territorio salvadoreño que iniciará a partir del fin de semana. Además, a partir del domingo se espera el ingreso de vientos acelerados de hasta 40 kilómetros por hora perceptible en la zona de costera y cadena volcánica.

Las autoridades recomiendan a la población:

Precaución al transitar por el territorio nacional y evitar cruzar ríos, quebradas o cualquier corriente de agua que se generen durante las lluvias o tormentas, y posterior a ellas, debido a la probabilidad de arrastre.

Asegurar ventanas, techos y cualquier objeto susceptible a caer, debido a los vientos generados por las tormentas.

Preparar una mochila de emergencia con documentos, alimentos no perecederos, medicamento recetado; entre otros artículos de primera necesidad en caso sea necesario evacuar.

Estar atentos a la información oficial emitida por las autoridades del Sistema Nacional de Protección Civil, y atender las indicaciones; incluyendo los llamados de evacuación preventiva.

La pesca artesanal, industrial y deportiva, así como las actividades de recreación en ríos, playas y lagos quedan temporalmente suspendidas hasta nuevo aviso.

El Comité Técnico Sectorial de Salud por medio de la Comisión Nacional de Protección Civil ha tomado medidas pertinentes en el tema de la salud.

En ese sentido, el gobierno de Nayib Bukele ha puesto a disposición cerca de 12,000 recursos, entre médicos y enfermeras; y se suman cerca de 2,000 promotores de salud y cerca de 200 psicólogos para atender cualquier situación, en el marco del tema sanitario que conforman el Sistema Integrado de Salud y «se suman diferentes entidades que permiten dar el complemento de las atenciones necesarias, que son los cuerpos de socorro», así lo afirmó el ministro Francisco Alabi.

También, se suman equipos de búsqueda y rescate, en la compañía de los cuerpos de socorro. Se suman Cruz Roja Salvadoreña, Cruz Verde y las diferentes entidades a través de los equipos técnicos sectoriales de Salud, que están trabajando con la Fuerza Armada, Policía Nacional Civil, Ministerio de Obras Públicas. Todos guiados a través de la Comisión Nacional de Sistema de Protección Civil, indicó Alabi.

Asimismo, «se han puesto a disposición equipos de respuesta integral de salud, son 633 equipos permanentes. También 265 equipos de intervención en crisis de salud mental, ante esta situación que pudiera experimentarse debido a la alerta naranja», indicó Alabi.

Igualmente, se contará con cinco equipos SIRED, que son de evaluación de daños e infraestructura, para que todos los hospitales y unidades de salud puedan cumplir la función de atenciones sanitarias ante una situación eventual, explicó Alabi.

También, se ponen a disposición 23 equipos de respuesta rápida, de los cuales habrá un equipo nacional, cinco regionales y siete de Sibasi. Están activos los 31 hospitales nacionales del Ministerio de Salud, más los hospitales del ISSS. Además, los de Sanidad Militar, «para tener una base sólida de atención en el sistema«, aseguró Alabi.

Finalmente, el titular indicó que cerca de 700 unidades de salud estarán trabajando bajo el protocolo de atención de emergencias y desastres, «con lo cual cambia toda la distribución del personal para atender ante una situación de emergencias», dijo.