El exmagistrado, Ulises del Dios Guzmán y el abogado defensor del exalcalde de San Salvador, Ernesto Muyshondt, entre los más de 700 abogados y notarios suspendidos e inhabilitados por la CSJ

Comparte en redes

Ulises del Dios Guzmán, quien no podrá ejercer durante cuatro años.

EL SALVADOR.- Trascendió que la Corte Suprema de Justicia (CSJ), mantiene a 754 abogados y notarios suspendidos e inhabilitados, es decir ha suspendido a 671 notarios y a 82 notarios los ha inhabilitado, debido a que algunos incumplieron obligaciones profesionales y por la entrega tardía de protocolo.

Entre los suspendidos está el exmagistrado de la CSJ, Ulises del Dios Guzmán, quien no podrá ejercer durante cuatro años, ya que incumplió obligaciones profesionales. Ulises del Dios fue investigado por celebrar 22 bodas de personas extranjeras sin atender los requisitos de la Ley de Notariado. Cabe mencionar que, en el año 2021, el exmagistrado manifestó que: “La oposición es en este momento… esa esquina que estaban señalando, es la esquina de la dignidad y esperanza para que nosotros volvamos a tener libertades y derechos democráticos”, ya que llego a ser magistrado de la CSJ por ARENA y el FMLN.

Además, el abogado, Carlos Arturo Muyshondt Parker, el tío del excalcalde de San Salvador, Ernesto Muyshondt, suspendido por un año. Quien renunció en mayo del 2023 a ejercer la defensa del exalcalde, según él, por ostentar el cargo de cónsul honorario de Bélgica en El Salvador.

Así mismo, el abogado José Leónidas Castellanos ha sido inhabilitado, quien en el pasado ha sido señalado por principal testigo del caso contra Jorge Ulloa Sibrián, “Repollo”, ha dicho sobre él: que le ofreció arreglar a través de sobornos un proceso judicial de narcotráfico. Castellanos está inhabilitado por la Corte Suprema de Justicia (CSJ) desde 2007.

La mayoría de las sanciones han sido documentadas en actas de Corte Plena de la Corte Suprema de Justicia y publicadas en el Diario Oficial.

Entre las sanciones impuestas a los abogados suspendidos están: no pueden autenticar firmas ni realizar actos notariales durante el periodo de la sanción y les decomisaron los sellos otorgados por CSJ, pero pueden ejercer su profesión de abogacía mientras dura la suspensión.