El Barcelona a un paso de ser eliminado de la Europa League

Comparte en redes

Gavi y Pedri encienden las alarmas en las institución blaugrana y son dudas para el partido de vuelta.

Después de un rato loco de fútbol eléctrico, idas y venidas y sabor a noche europea de toda la vida, Barça y Manchester United firmaron un 2-2 que se intuye demasiado poco con vistas a Old Trafford, especialmente si se advierte que los Zipi y Zape del Barça, Gavi y Pedri, no estarán en Manchester.

El cero a cero del encuentro, duró poco. Raphinha se inventó un tirazo de vuelta del vestuario y, al momento, Marcos Alonso le hizo el mejor homenaje a su padre con un cabezazo a la salida de un córner. El 1-0 (50′), celebrado con una mirada al cielo, pareció abrir las puertas, al fin, a una noche de gloria.

En diez minutos, Rashford se merendó al Barça. Primero se infiltró entre Marcos Alonso y Alba y sorprendió a Ter Stegen en el palo corto, mal protegido por el alemán. Eso fue en el minuto 53. Siete después, el Barça cometió un error de principiante y no mandó una ayuda a la salida de un córner, otra vez un córner en Europa (Roma, Liverpool). Rashford dejó sentado a Raphinha y centró a una nube de piernas donde una vez más el cuerpo más torpe fue el de Koundé, que firmó una noche horrible.

El dos a dos del partido no es una mala noticia en sí para el Barça, porque se vio por varios momentos en la lona. Pero que Pedri y Gavi no vayan tal vez sea una losa tal vez insuperable en un equipo aún tierno para la vieja y dura Europa.