Diputada Ortiz asegura que la población tiene «un miedo generalizado» en pronunciarse o protestar ante posibles abusos de poder

Comparte en redes

Según la legisladora de VAMOS, pronunciarse ante cualquier irregularidad que se cause en el proceso electoral, por la implementación del régimen de excepción.

SAN SALVADOR.- La diputada del partido VAMOS, Claudia Ortiz, declaró, en torno a las elecciones 2024, que los salvadoreños no tienen una institución que los respalde ante algún conflicto que se genere y requiera de una denuncia. Haciendo entrever que el Tribunal Supremo Electoral no resolverá alguna inconsistencia, la siguiente instancia es la Sala de lo Constitucional y ninguna es «independiente».

«Los salvadoreños tenemos derecho a elecciones libres, y tenemos que tener en cuenta también que la máxima institución que debe velar por los derechos de los salvadoreños, que es la Sala de la Constitucional. En un eventual conflicto de alguna denuncia o alguna resolución del Tribunal Supremo Electoral, en la cual no están de acuerdo alguno de los participantes de las elecciones, la siguiente instancia a la que se pueda acudir para resguardar los derechos constitucionales es la Sala, que tampoco es una entidad que podemos considerar independiente», expresó la legisladora.

Ante esto, en el marco de un descontento frente al resultado electoral o a la manera en la que se desarrolló el proceso electoral, la opción que le quedaría a la población es protestar, pero según Ortiz, existe un miedo de pronunciarse ante cualquier irregularidad por la implementación del régimen de excepción.

«Lo que le quedaría a la gente es la protesta, los pronunciamientos, es ese activismo social y haciendo esto en un régimen de excepción, la sociedad podría mantener ese temor que ahorita es generalizado también de pronunciarse y de señalar abusos de poder», dijo la diputada de VAMOS.

En ese sentido, comentó que sería un escenario «complicado» y que por ello la comunidad internacional tiene que ser parte también de este tema con la observación electoral que hagan los que participen observando el proceso electoral de El Salvador.