Detienen en Colombia a un capo responsable de enviar toneladas de cocaína a Europa

Comparte en redes

El detenido «es considerado presunto responsable directo de las operaciones del cártel (de Medellín) en Europa».

EUROPA.- Un capo narcotraficante a cargo de enviar cocaína a las organizaciones criminales europeas ‘Ndraguetta y Mocro Maffia fue detenido en Colombia, en una operación conjunta de las autoridades colombianas y españolas, informó este sábado la policía en España.

El detenido «es considerado presunto responsable directo de las operaciones del cártel (de Medellín) en Europa y nexo de unión del cártel con las organizaciones criminales de ‘Ndraguetta y Mocro Maffia», indicó la Policía Nacional en un comunicado.

La ‘Ndraguetta es la mafia calabresa y la Mocro Maffia es un grupo llamado así por el origen marroquí de muchos de sus miembros, que controla parte del comercio de cocaína en Europa a través de los puertos Amberes y Róterdam, en Bélgica y Países Bajos.

Julio Andrés Murillo Figueroa, alias H-1 o El Zar, fue detenido el 1 de marzo en su domicilio, «una villa de lujo ubicada en una zona rural aislada de la región de Antioquia».

El capo de 49 años tenía una orden de detención en España por tráfico de drogas, señalado del «envío de más de tonelada y media de clorhidrato de cocaína a la ciudad costera de Huelva (España), en 2021», indicó la Fiscalía de Colombia en un boletín.

Según la policía colombiana «el narco invisible» era el mayor proveedor de cocaína de Jonas Sture Falk, conocido como el Pablo Escobar sueco y tenía «nexos directos con el Clan del Golfo», el mayor cartel de droga del país sudamericano.

«Hubo dos particularidades que permitieron su plena identidad: su asistencia periódica a un centro médico para tratar un problema de movilidad, la cual lo obligaba a utilizar bastón, y el traslado constante de su mascota a veterinarias», precisó la policía en un boletín.

Imágenes compartidas por autoridades colombianas muestran a Murillo en una enorme mansión junto a un lago, en compañía de su mascota.

España es una de las principales rutas de entrada de droga en Europa por sus estrechos lazos con Sudamérica y Colombia es el mayor productor de cocaína del mundo.

En golpes recientes, las autoridades españolas confiscaron en febrero ocho toneladas de cocaína provenientes de Surinam y en agosto 9,5 toneladas de cocaína en un contenedor llegado de Ecuador, el mayor alijo de esa droga jamás confiscado en España.