Detienen a salvadoreño por el asesinato de una joven en Maryland: también era buscado por una muerte en El Salvador


El sospechoso –Victor Antonio Martinez-Hernandez, de 23 años– fue arrestado el viernes en Tulsa, Oklahoma. Huyó de El Salvador, donde lo buscaban por la muerte de otra joven.

ESTADOS UNIDOS.- Un fugitivo buscado en El Salvador por matar a una joven fue detenido por el asesinato el año pasado de una excursionista de Maryland, informaron las autoridades.

El sospechoso, Victor Antonio Martinez-Hernandez, de 23 años, fue arrestado en Tulsa, Oklahoma, alrededor de 11:30 pm (hora local) del viernes, afirmó en rueda de prensa Jeff Gahler, sheriff del condado de Harford, en Maryland.

El cuerpo de Rachel Morin fue descubierto en Ma and Pa Trail en Bel Air, Maryland, el 6 de agosto de 2023, el día después de que su novio denunciara su desaparición, según las autoridades. El sheriff había indicado con anterioridad que Morin podría haber sido asesinada una hora o dos antes de la puesta de sol del 5 de agosto.

Los investigadores creen que Martinez-Hernandez “estaba escondido junto a un sendero donde Rachel estaba caminando, tras lo cual atacó y mató a Morin antes de huir de Maryland”.

Gahler alegó que el sospechoso llegó a Estados Unidos en febrero de 2023 sin permiso mientras huía de El Salvador, y las autoridades lo buscaban por la muerte de una joven allí. El sheriff no nombró la pandilla que, según dijo, reivindicaba el sospechoso.

Dijo que Morin era la segunda mujer en el condado presuntamente asesinada en los últimos años por alguien con vínculos con pandillas de El Salvador que se encontraba en el país ilegalmente.

Los registros de la cárcel de Oklahoma indican que el sospechoso estaba detenido sin derecho a fianza en el condado de Tulsa basándose en una detención de “fugitivo de la justicia” y detenciones de Maryland y del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas de EE. UU.

Gahler dijo que le preocupa que se puedan conectar delitos adicionales con el caso del condado de Harford.

Un allanamiento de morada en marzo de 2023 en el sur de Los Ángeles en el que una niña de 9 años fue agredida ayudó a conducir a un arresto en el caso de Maryland, explicó el sheriff.

Gahler agregó que la evidencia de ADN de esa escena del crimen coincidía con el material genético encontrado en la investigación del asesinato de Morin.

William J. DelBagno, agente especial a cargo de la oficina del FBI en Baltimore, dijo que el ADN familiar (material genético que conduce a un pequeño grupo de parientes) condujo al sospechoso. Los agentes viajaron a El Salvador como parte de la investigación.

Los detalles sobre el asesinato de El Salvador, que se describe como ocurrido en enero de 2023, no estaban disponibles. “Sospechábamos que Rachel no era la primera víctima”, dijo Gahler.

Un comunicado de la oficina del sheriff indicó que el FBI se comunicó con los detectives del Departamento de Policía de Tulsa. Luego, las autoridades “convergieron en un bar” y “encontraron al sospechoso sentado casualmente en el bar y lo arrestaron”.

Las autoridades en la conferencia de prensa confiaban en que Martínez Hernández sería extraditado y juzgado en Maryland antes de que las autoridades de El Salvador o California pudieran considerar procesarlo. No se han anunciado cargos en el caso de California.

La madre de Morin, Patricia “Patty” Morin, habló en la conferencia de prensa del sábado y agradeció a los investigadores por resolver un caso difícil y a los medios de comunicación “por mantener viva la historia”.

“En un momento en que las cosas parecían realmente sombrías y desesperadas”, dijo, “el detective principal me dijo: al final la paciencia ganará”.