Cumbre conservadora en Brasil: el ministro de Justicia de El Salvador dijo que el gobierno de Bukele está luchando «contra asesinos y corruptos»


“Nuestras políticas en materia de seguridad tuvieron un plebiscito en las elecciones presidenciales. El resultado: más del 86% de los salvadoreños respalda las políticas del presidente Bukele en materia de seguridad”, dijo Villatoro.

EL SALVADOR.- El ministro de Justicia y Seguridad de El Salvador, Gustavo Villatoro participó en el primer día de la Conferencia de Política de Acción Conservadora (CPAC), en donde destacó las políticas del gobierno de Bukele para terminar con la violencia y la criminalidad en su país.

Según indicó, el mandatario “tuvo la fuerza y valentía de devolver la esperanza a millones de salvadoreños”.

“Se necesita mucho coraje, y no lo lograron seis gobiernos anteriores. Todos llegaban al poder y solo escuchaban al 3%. En ese 3% estaban los criminales, las organizaciones internacionales, y las ONGs. Pero nosotros, con el presidente Bukele, representamos al 97% de los salvadoreños (…) Para nosotros democracia no es eso que nos están vendiendo: no es solo ir a elegir a un presidente un domingo. Democracia es hacer lo que dice el pueblo. Si el pueblo necesita seguridad, nosotros le damos seguridad”, afirmó.

Villatoro dijo que esas organizaciones internacionales que denuncian violaciones a los derechos humanos en su país “están enamoradas de los criminales, no de los buenos salvadoreños”.

Asimismo, destacó que el Gobierno de Bukele en este segundo mandato está luchando “contra los asesinos seriales y contra los corruptos”. “A estos perversos globalistas le decimos que ‘dato, mata relato’. Ustedes pretenden tener el cuento, nosotros tenemos el dato”.

“Si quieren, les damos a los pandilleros, como dijo el presidente”, añadió.

“Nuestras políticas en materia de seguridad tuvieron un plebiscito en las elecciones presidenciales. El resultado: más del 86% de los salvadoreños respalda las políticas del presidente Bukele en materia de seguridad”, concluyó.