Conmoción en un distrito indio donde 56 personas murieron por alcohol contaminado


Cientos de personas mueren cada año en la India a causa del alcohol barato elaborado en destilerías clandestinas.

INDIA.- Columnas de humo de piras funerarias oscurecieron el cielo el lunes sobre la ciudad india en el epicentro de un envenenamiento por un lote de alcohol ilegal que mató a 56 personas y hospitalizó a más de 100. Familiares lloraban a los muertos, cubriendo coronas de flores sobre ataúdes mientras la comunidad se reunía en estado de shock en el distrito de Kallakurichi en el estado sureño de Tamil Nadu.

La policía india dijo el lunes que el número de muertos por el lote tóxico había aumentado a 56, con 117 personas en el hospital recuperándose, varias de ellas en estado grave. Otros han quedado ciegos después de beber la semana pasada «arrack» de fabricación local, mezclado con metanol.

Kokila, de 16 años, perdió a sus padres a causa del brebaje tóxico. Está decidida a hacerlos sentir orgullosos.

«Mi padre quería que yo fuera ingeniero», dijo Kokila, que utiliza sólo un nombre. «Por eso estudiaré y me convertiré en uno».

Cientos de personas mueren cada año en la India a causa del alcohol barato elaborado en destilerías clandestinas, pero el envenenamiento de la semana pasada es uno de los peores de los últimos años. Para aumentar su potencia, al licor se le suele añadir metanol, lo que puede provocar ceguera, daño hepático y la muerte.

«Hasta ahora han muerto 56 personas y alrededor de 117 están actualmente bajo tratamiento médico», dijo a la AFP el alto responsable de la policía del distrito, Rajat Chaturvedi. Los rivales políticos en el estado se han culpado mutuamente por las muertes, y el lugar de la tragedia fue testigo el lunes de una protesta de políticos de la oposición local.

Los trabajadores pobres del distrito de Kallakurichi compraban regularmente el licor en bolsas de plástico que costaban 60 rupias (0,70 dólares), y lo bebían antes de trabajar. Este lote, sin embargo, fue devastador. Algunas personas quedaron ciegas, mientras que otras se desplomaron en la calle y murieron antes de poder llegar al hospital.